Agradecimientos después de 9 años de crecimiento continuo

¿Sabes? Llegaste a mi vida en el momento en el que no tenía esperanza alguna y no sabía a dónde ir. Hoy sigo sin saber a dónde ir, pero disfruto de cada paso que doy.

Y es que después de 9 años, sería ilógico pensar que no crecí. Que no maduré o que no he cambiado de como me conociste. Sin embargo, te agradezco infinitamente porque a pesar de todo lo que pasamos y lo que no, mi perspectiva se ha nutrido gracias a la tuya. Hoy soy lo que soy, gracias a que te cruzaste en mi camino. Y gracias a que por ti me he encontrado un poco más.

Ya sea por situaciones cómodas o adversas, pero siempre estuviste ahí. En mis pensamientos, en mis acciones y en mi ser. Llegaste a sensibilizarme como no lo hizo nunca alguien antes de ti. Llegaste a mostrarme matices de colores de un mundo que no conocía y cómo es que podría hacer que estos dos se conectaran. Me enseñaste a crear puentes en donde no había antes más que barreras o incomodidades.

9 años no fueron suficientes, pero se agradecen de por vida. Me marcaste como nadie más lo hizo y eso es algo que siempre tendré en mente y aunque no lo quiera, en mi esencia. Gracias a ti me atreví a dar saltos que no me había atrevido antes y que sigo dando.

Disculpa si no soy la estabilidad que buscabas, pero siendo honestos, mientras siga creciendo, no creo ser esa estabilidad. Curiosamente, gracias a ti aprendí a tener esa estabilidad junto a mi en todo momento y a entender mi mundo para traerla cuando la necesito. Pero también a entender que la vida no puede ser solo estabilidad o lo que nosotros queramos.

Ilse, te amo con todo mi ser. Y 9 años no se irán de la noche a la mañana. Pero entender que es momento de partir, es un inicio para entender que lo que no quiere ser, no será nunca.

Te dedico hoy por última ocasión mis pensamientos, mis sentimientos y mi ser. Disculpa, no es que no quiera hacerlo más, pero hay veces que necesitamos partir. Creo que tú ya habías llegado a esa conclusión y entendías que afferrarse a algo que fue, no es. Y creo que es momento de hacer lo propio.

No significa que esté en tu contra o te voy a desear el mal. Porque ¿Sabes? No puedo desearle ni tantito sufrimiento a la persona que me hizo crecer a donde he llegado hoy. Al contrario, espero que todo vaya bien, que todo mejore y que encuentres lo que buscas.

Solo, por favor, no olvides también todo lo que has aprendido y el ser increíble en el que esto te llevó a convertirte.

No olvides que eres grande y que eso conlleva responsabilidades y beneficios. Pero no significa que nos debemos quedar admirando los beneficios. No podemos creernos grandes y quedarnos a mitad del camino admirando nuestra grandeza. Por favor, no olvides seguir adelante. No estaré en tu vida y buscaré que no estés tú en la mía. Pero no me gustaría que una persona que me hizo crecer tanto se quedara estancada. Aún estás en formación y no eres ni el 1% de lo que puedes ser. No dejes que el ego te detenga y no llegues a conocer ese 99% del que sé fue el que me enamoré.

Te amo y quizá por siempre. Porque así soy yo, no puedo medio entregarme. Digo, es imposible pensar que voy a recibir si me guardo todo para mi.

Por favor, sigue creciendo y demuéstrame que eras demasiado grande como para quedarte estancada más tiempo con alguien que no iba a desarrollar el mismo potencial. Evoluciona y no olvides que eso es lo más importante en este mundo. Evolucionar y ayudar en ese camino a quienes están evolucionando.

siempre tuyo y enternamente agradecido…. sack