La profundidad del Ser

Así como en el fondo del océano se encuentra la calma, en lo más profundo de nosotros mismos habita nuestro verdadero Ser.

Recuerdo un día, hace ya unos tantos meses, mi mente estaba llena de estrés y desesperación, con arrepentimiento del pasado y con miedo hacia mi futuro. Mi presente en aquel entonces se había tornado en una pesadilla hecha realidad, donde la única forma que encontraba paz era cuando estaba dormido o ebrio; en otras palabras, cuando estaba inconsciente.

Hace poco leí que el sufrimiento es el mejor maestro espiritual y supongo que eso fue lo que despertó en lo más profundo de mí, una voz que empezó a guiarme y a decirme qué hacer para salir de aquella situación en la que me encontraba; voz que hoy en día sigue guiando mis pasos.

Lo primero que me sucedió fue una aceptación total de mi realidad. Hecho esto, empecé a ser consciente de que muchos de los miedos que tenía, no eran más que una ilusión en mi mente y que el futuro estaba lleno de oportunidades. Y a pesar de haber llegado a pensar que no tendría techo donde dormir, me tenía a mí mismo nuevamente y también tenía personas maravillosas que oportunamente me dieron su mano cuando más lo necesité. Jamás olvidaré la paz que sentí y lo bien que dormí en aquél pequeño estudio en las afueras de París con hasta cinco personas más. Muchas gracias chicos!

“Cuando estás en sintonía con tu verdadero ser, el universo se torna servicial hacia ti.”

Una vez encontré solución a mis necesidades básicas, el primer impulso que tuve fue volver a mi antigua vida de ingeniero, donde todo andaba “normal”, y aunque muchas veces traté de engañarme a mí mismo, diciéndome cosas como “la verdad es que mi pasión es la ingeniería”, la voz del Ser seguía despierta, una voz que nunca se manifiesta en forma de imágenes o palabras mentales, sino en un sentimiento profundo que me decía que ese no era el futuro que quería para mí.

No obstante, hice un par de aplicaciones a proyectos de PhD en mi campo de la ingeniería, incluso empecé a repasar mis antiguos proyectos y a leer publicaciones relacionadas sobre el tema, todo eso guiado por mi mente. Pero, mi Ser estaba más despierto que nunca, y en el tiempo que tenía libre, empecé a dibujar, a leer y a interesarme más por la ilustración hasta que un día surge una idea en forma de sentimiento que se resistía a ser idea, y a partir de ese momento empezó a rondar mi cabeza día tras día.

En un principio tenía bastante miedo de hablar sobre ella, incluso a las personas más cercanas; de hecho, sobre todo a las más cercanas.

Un día sin siquiera esperarlo, vi que alguien buscaba un artista latino para exponer sus obras en un restaurante argentino. Hasta ese entonces no tenía sino a lo mucho diez dibujos, los envié por correo sin muchas expectativas y en dos semanas, alguien respondió -“hey me gustan tus dibujos, cuándo podemos vernos?”

Mi primera exposición en la petite mercerie — París

Y así la idea empezó a tomar fuerza y forma.

Gracias a esa primera exposición, en la cual los únicos que fueron a ver mis dibujos fueron mis amigos, llegó el primer cliente y en un par de meses el segundo, y luego el tercero…Y aquella idea que empezó siendo sentimiento hoy en día es realidad.

Mi moraleja a esta historia es, deja de vivir en tus pensamientos, en muchos casos son ruidosos y te hacen olvidar de quien realmente eres. Son como las olas del mar, que van y vienen. Mira tu presente y agradece por lo que tienes, vive en él, momento a momento. Para de pensar por un instante y dale espacio a tu Ser para que se manifieste. Haz pequeñas acciones positivas día tras día, todo empieza con una idea. El futuro aún no está escrito, sólo tienes el momento presente para escribirlo. Cuando vayas de paseo, disfruta del destino, tanto como del camino. Si vas a construir una muralla, toma el primer ladrillo y di “voy a pulir este ladrillo como mejor sé hacerlo y el siguiente será mejor aún”, asume que ya tienes la muralla.

Así que recuerda, tu verdadero Ser habita en las profundidades del océano, sigue luchando para no ser distraído por las aguas caudalosas de tu mente, así tardará menos en manifestarse. Y una vez lo haga, !escúchalo!

Animation by giosolARTE

Si te ha gustado este artículo, dale un ♡ para ayudar a que otros lo puedan encontrar.

Estoy disponible para trabajos freelance, comisiones o colaboraciones. ¡Me encantaría escuchar tus ideas! giosolarte@gmail.com

giosolARTE.com