Las estrellas fugaces que inventamos para los demás.

Me he dado cuenta que siempre hablo de lo mismo. Lo fugaz, lo que pasa y te cambia, lo que te deja con los ojos abiertos, lo que te hipnotiza… pero y aquello que está mientras pasa “eso tan impresionante”? Aquello que está cuando le giras la cara y cuando se la vuelves a dar. Qué hay de aquello que permanece, que es tu hogar?

Eso es mágico. Hay pocas cosas que encontraras como eso. Se llama “vida”. Late, vive y deja vivir. Es algo único. Es esa estrella que dejó de ser fugaz para perder su luz y fundirse contigo. A veces nos acoatumbramos tanto que dejamos de prestarles atención, pero te has planteado lo hermoso que es tener “vida”?

Una pareja, una madre, un hermano, un primo, un amigo de verdad, son personas que han dejado de ser fugaces PARA TI. Maravilloso.

Os contaré que me he enamorado muchas veces de la misma estrella fugaz. Siempre pasaba brillando más que ninguna, siempre he querido capturar un momento con ella, pero cuando parecía que si se esfumaba. Os confieso que me he pasado años mirando hacia arriba soñando en que, se parara para estar conmigo… hasta ayer. Ayer bajé la cabeza y pensé: y si sólo sabe ser fugaz? Y si sólo quiere ser eso? Lo había pensado? No. Lo cierto es que siempre he sido muy egoista… este ego de creer que soy la que mas ama! Y bueno, giré la cabeza, y vi la cantidad de estrellas que dejaron de ser las que más brillaban para formar parte de mi vida. Que quieren estar en ella, que quieren fundirse conmigo y ser VIDA.

Reconozco que todos tenemos ese afan de ser estrella fugaz una vez en nuestra vida. Pero nunca llegamos a llenar el corazón, y eso no nos convierte en vida para nadie.

Entonces: si eres muy fan de las estrellas, que sepas que las mejores estan unos días en Agosto… así que no pierdas vida!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.