Esta tarde llevamos a nuestro hijo al cine a ver Hotel Transilvania 2, pero no quiero hablar de lo…
Alfredo Juárez
127

Estamos en la era de: Quéjese, que es gratis. Yo no lo interpreto así: Más bien, como una enseñanza muy buena hacia los niños, para que se asusten y no coman tantos dulces, que tanta cantidad de azúcar llevan. Lo dice claramente: “El mónstruo de la diabetes”, el mónstruo no es su hijo, ni los millones de diabéticos que hay en el mundo, sino la “enfermedad”. Dejen de sobreproteger a sus hijos, y les estarán haciendo un grato favor.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.