Lo que me paso por ser virgo metalero

Algo que te puede llevar a hacer un sábado a la noche no teniendo novia y una vida social reducida, es que entres a unos de esos servidores de supervivencia zombie, en este caso el Day Z, uno piensa sobre si mismo, más si no la pongo, de seguro vivo a un holocausto zombie que de pocas probabilidades vaya a ocurrir, pero eso ya es otro tema.

El truco de estos juegos, es llevar tu personaje más humanamente posible, para luego ir evolucionando en la moral y volverlo frío en su personalidad. Por eso quería contar mi experiencia, en la cual creo que va ayudar a muchas personas. Ponele.

Qué facha!

Había logrado obtener un par de cosas de una tienda que entre a robar, ya tenía algunas cosas básicas como un arma, lata de comida, brújula y una latita de Coca — Cola. Hasta ahí parecía todo tranquilo, si bien mis cosas eran pocas, me daba bastante tranquilidad para un buen arranque de sesión.

Con el Facebook abierto de fondo, por si las dudas que la mina que me gusta me daba bola, me preparaba para dar riendas sueltas en lo que yo me considero experto en algo que las probabilidades son totalmente nulas.
Levanto mi vista, y estaba ahí ella, inerte fijando la mirada en mi mochila, en lo que sería la situación de mayor miseria humana del 2014 en la que he vivido. Ella, de pelo corto y la ropa un poco sucia, su situación demostraba que estuvo en problemas y perdió todo. Apenas hablaba español.

Tiene pinta de paquera
  • . Che, sos nueva?
    -. No china, china no. nipon nipon. Need food.

Esa fue la mínima interacción que tuve en un principio, mi corazón se lleno de lastima y decidí darle mi lata de comida, ya que con eso seguramente podría subir su barra de vida, luego la conversación continuó con un poco más de confianza.

  • . Follow me, please
    -. ok

De primera mano me daba a pensar que tenía cosas enterradas, y seguramente me devolvería el favor que le había hecho, decidí protegerla con mi arma todo el camino, y la seguía a cierta distancia para librarla ante una situación de emboscada de zombies. Mientras la seguía yo pensaba que era un capo, seguramente la minita detrás de la pc es así.

Pero algo en mí, muy muy dentro de mi ser, me decía que algo andaba mal. Llegamos a un lugar, y la situación se puso un tanto complicada, ya que venían zombies de todos lados.

Esto que nos tomó por sorpresa, no hizo ir más al norte y ella tomó la delantera, no me quedaba más que seguirla, ya que me estaba guiando a un lugar seguro y hasta parecía que conocía todo perfectamente.
Cuando estuvimos ya tranquilos, ahí todo cambio y yo pasé a ser la presa.

Dame la mochila, amigo

Pensé que eran amigos de ella, en un principio, y que solo era un mal entendido, pero luego empezaron a hablar entre ellos en japones o lo que sea que fuera, pero podía asegurar que no decían nada bueno de mí.
En cuestión de minutos, ella cambio de apariencia y me empezaron a dejar en tanga, totalmente desprovisto de arma y provisiones.

Cuando se hizo presente el hacha, todo empezó a tomar un color distinto, y yo me daba cuenta que pasaría a ser una mancha roja en el paisaje, no podía escapar de ese camino de inocencia con final trágico que me había llevado subestimar .
En el segundo que faltaba, ella hizo lo que terminaría de nublar mi moral para siempre. Me dijo que realmente era un hombre lo que había detrás del personaje, que no era una mujer.

Luego PAM! EL GOLPE.

Inconsciente.

Luego de ese tiempo, desperté en pelotas y sin nada. Rodeado de más extraños, pero para mi sorpresa me dejaron ir, pero sin nada encima.

Con mi confianza destrozada en la humanidad de las personas virtualmente, decidí cambiar mis códigos de persona, y nunca confiar en nadie. Todavía estoy en shock por lo que me paso, pero algún día los encontraré y tomaré mi venganza.

Mientras tanto, los buscaré.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.