El Sunderland completa una semana redonda

Los ‘black cats’ vencieron por 2–0 al Stoke y enlazan dos victorias consecutivas por primera vez en la temporada, tras vencer el lunes al Palace en Selhurst Park.

Fuente || Sky Sports

El Sunderland venció por 2–0 al Stoke City en el Stadium of Light con goles de Van Aanholt y Watmore. El partido transcurría sin que nada ocurriera, aburrido y tedioso, hasta que la expulsión de Shawcross recién comenzada la segunda parte cambió el guión. Los locales no desaprovecharon la ventaja numérica y en el tramo final del partido lograron obtener los tres puntos y completar una semana fantástica, que les permite salir de los puestos de descenso por primera vez esta temporada.

Resulta evidente que la llegada de Allardyce ha dado otro aire al Sunderland. Desde su estreno hace poco más de un mes, el conjunto del noreste de Inglaterra ha obtenido 9 puntos de 18 posibles, unos registros que le han permitido salir de los puestos de descenso y ver con esperanza su permanencia en la Premier League. Es cierto que el juego que desarrollan los ‘black cats’ no es vistoso, pero ‘Big Sam’ ha dotado a su equipo de una solidez y un oficio necesarios para competir al más alto nivel. Lo anunció en su presentación y por ahora, su apuesta da resultados.

La victoria ante el Stoke ha sido similar a la del lunes ante el Crystal Palace. Parece que Allardyce quedó satisfecho con la actuación de los suyos en Selhurst Park, por lo que repitió el mismo once inicial -a excepción de Yedlin por Billy Jones en el carril derecho- y el mismo sistema 5–3–2. El equipo de Allardyce cedió la iniciativa al Stoke y trató de ahogar los ataques del visitante con el fin de robar el balón y salir rápido al contragolpe, lo que propició una primera parte con muy pocas ocasiones, salvo un disparo desde la media luna de Defoe -que poco después abandonaría el campo por lesión- que se marchó ligeramente desviado del poste y una parada de Pantilimon a Walters.

Tras el descanso, todo cambió. Watmore, que había entrado a la media hora de juego en sustitución de Defoe, se anticipó a Shawcross y tras controlar el balón fue derribado por el capitán del Stoke, que vio la segunda amarilla y fue expulsado. El sacrificado en el reajuste táctico fue Bojan, que se marchó sustituido por Cameron. A partir de entonces, se intercambiaron los papeles: el Sunderland fue haciéndose dueño del balón y acosando a un Stoke que cambió su planteamiento, tratando de salir al contraataque.

Primero M’Vila en un remate al segundo palo y luego Coates de cabeza inquietaron a Butland, pero en ambas ocasiones el guardameta solventó las dificultades con buenas paradas. Poco después fue Shaqiri, en la portería contraria, quien pudo hacer el primer gol del partido pero un día más Pantilimon mantuvo a los suyos en el partido. El estado de forma del rumano en el último mes es sencillamente espectacular.

La entrada de Lens aportó dinamismo al ataque del Sunderland, aunque el ritmo del partido volvió a decaer y se echó en falta algo de imaginación en el juego de ataque de los ‘black cats’, que solo se aproximaban a Butland a través de jugadas individuales y centros colgados al área. Al Sunderland se le acababa el tiempo y no parecía encontrar la forma de hacer gol. Apenas quedaban diez minutos cuando éste llegó.

No fue ni en jugada individual, ni en un centro colgado al área. Tampoco en un relámpago de creatividad. El balón parado, esa gran herramienta que en el fútbol moderno muchas veces decanta la balanza a favor o en contra, fue lo que dio la victoria al conjunto local. Una falta en el vértice del área fue sacada por Adam Johnson al raso hacia la frontal, donde llegó Van Aanholt en carrera para conectar un gran zurdazo y batir a Butland para llevar al éxtasis a todo el Stadium of Light.

Con 1–0 y el Stoke con diez hombres, el partido se abrió en un instante, y solo dos minutos después, el joven Watmore realizó unasensacional cabalgada por la banda derecha, entró en el área y superó con un disparo fuerte, seco y cruzado al portero del Stoke para hacer el 2–0 y sentenciar el encuentro.

Con esta victoria, la segunda consecutiva de los de Allardyce, el Sunderland enlaza por primera vez dos victorias consecutivas que le permiten salir, también por primera vez, del descenso en esta temporada.