El Sunderland ficha al central Laminé Koné

El marfileño llega desde el Lorient por 6.5 millones de euros y se une a Kirchhoff y N’Doye como refuerzo invernal.

Koné, en su presentación. | Foto: Sunderland AFC

El defensa internacional por Costa de Marfil Laminé Koné es desde ayer nuevo jugador del Sunderland por lo que resta de temporada y otras cuatro más, hasta junio de 2020. El traspaso del jugador procedente del Lorient francés se ha cifrado alrededor de los 5 millones de libras, unos 6.5 millones de euros.

El central parisino, de 1.89m de estatura y que cumplirá 27 años en los próximos días, fue internacional con Francia en todas las categorías inferiores, pero posteriormente decidió defender los colores de su país de origen, Costa de Marfil, con cuya selección debutó en septiembre de 2014 y a la que ha representado en 4 ocasiones.

Koné cambia así de liga, de equipo, de entrenador y de ciudad, pero no de objetivo. Al igual que en Lorient, el nuevo jugador del Sunderland debe contribuir para conseguir la permanencia en la Premier League. Deja el Lorient en 12ª posición, alejado del descenso, y llega al Sunderland con el equipo dentro de dichos puestos, penúltimo en la tabla con 19 puntos, a 4 de la salvación.

El fichaje invernal ha sido recibido como agua de mayo por el entrenador del conjunto inglés, Sam Allardyce, para quien reforzar la defensa ha sido una prioridad desde su llegada al banquillo del Stadium of Light. “Lamine es un jugador que me ha impresionado cuando lo he visto jugar”, dijo ilusionado ‘Big Sam’ en unasdeclaraciones a la página web del club. “Es grande y fuerte, unas cualidades necesarias en un defensa central en la Premier League. Su llegada nos dará más opciones en una posición clave”, añadió.

El nuevo 23 de los ‘Black Cats’ se une a Jan Kirchhoff -procedente del Bayern y que tuvo un debut amargo- como refuerzo para la zaga en el mercado de invierno y permitirá a Allardyce volver al sistema de 3 centrales y 2 carrileros que le dio buenos resultados en sus inicios como entrenador del Sunderland, hasta que las bajas de Kaboul, O’Shea y Coates le obligaron a modificar el sistema de juego. El club de Tyne&Wear es el conjunto más goleado de la Premier y los refuerzos en la zaga se antojaban imprescindibles para mejorar esta faceta y poder luchar por mantenerse.

Los movimientos de Allardyce en el mercado no han ido orientados únicamente a reforzar la defensa, si no que ha buscado mejorar en ambas áreas. Además de buscar una mayor solidez con el fichaje de estos dos centrales, también se ha hecho con el delantero senegalésN’Doye con la intención de mejorar su efectividad de cara a la portería contraria. Cedido por el Trabzonspor turco por 1.4 millones de euros, este trotamundos ya conoce la Premier puesto que ya jugó en el Hull City, club con el que descendió a pesar de sus buenas actuaciones individuales. En sus 15 apariciones en Premier League,Dame N’Doye anotó 5 goles y repartió una asistencia.

N’Doye en su primer entrenamiento como ‘Black cat’. | Foto: Sunderland AFC

N’Doye lucirá el dorsal 10, vacante tras la marcha hace una semanade Danny Graham al Blackburn Rovers. También se ha incorporado el veterano guardameta Steve Harper. En el apartado de salidas, a la marcha de Danny Graham en forma de cesión hay que añadir la venta de Costel Pantilimon al Watford de Quique Sánchez Flores. El guardameta rumano estaba siendo uno de los mejores en la temporada del Sunderland, y en navidad dejó súbitamente de jugar de forma inexplicable, hasta que dos semanas después se formalizó su traspaso a la entidad londinense. También Coates se marcha cedido al Sporting de Portugal.

Para sustituir al guardameta, Allardyce ha recuperado a Pickford de su cesión al Preston North End, y el joven portero ya debutó ante el Tottenham, aunque los 4 goles encajados le relegaron al banquillo en el siguiente partido, a favor de Vito Mannone.

De esta forma, las oficinas del Sunderland parecen cerradas y esta será la plantilla con la que ‘Big Sam’ tratará de mantener a los ‘Black Cats’ en la máxima categoría del fútbol inglés.