Sunderland gana su primera batalla en esta guerra

Los ‘black cats’ se impusieron a las ‘urracas’ por tres tantos a cero en el derbi de Tyne & Wear con goles de Adam Johnson, Billy Jones y Fletcher.

Adam Johnson celebra su gol. | Fuente: skysports.com

Corría el siglo XVII cuando, tras una serie de conflictos entre monárquicos y parlamentarios durante el reinado de Carlos I, estalló la guerra civil inglesa. En aquel conflicto bélico, Newcastle formaba parte del bando monárquico y Sunderland pertenecía al bloque parlamentario. Los seguidores de estos últimos intentaron llevar a cabo una revolución pero su lucha no tuvo éxito y la monarquía siguió dominando.

Hoy Sunderland volvía a librar una batalla contra Newcastle. Muy diferente a la de hace casi 400 años, pero no menos trascendente para los aficionados de su club de fútbol. El derbi de Tyne & Wear -la región del noreste de Inglaterra- mantiene una fuerte rivalidad entre aficiones que tiene su origen en aquel conflicto. Es el partido del año y con él el Sunderland empezaba su guerra particular para evitar el descenso y la primera gran batalla la libraba frente a sus vecinos.

Primera victoria

Con su nuevo general Sam Allardyce al frente y conscientes de la importancia del combate. Era el primer ‘six-pointer’ de la temporada y una derrota los mantendría últimos y a seis puntos de la permanencia. Afortunadamente para ellos, la ven a dos puntos y han alcanzado a su eterno rival. Primera victoria de la temporada, y primera batalla ganada en la guerra.

Sam Allardyce | Fuente: bbc.co.uk

Para lograrla, el Sunderland tuvo que sufrir. En el minuto 3 Coloccini estuvo cerca de poner en ventaja al Newcastle pero Pantilimon, a la postre hombre del partido, realizó una gran parada y envió el balón a córner. Fue la única incursión en todo el primer tiempo en las filas enemigas, porque durante el resto del tiempo el centro del terreno fue el campo de batalla. Hubo bajas en el bando local, y Toivonen y O’Shea tuvieron que ser sustituidos por lesión. Coates y un alentado Defoe entraron en su lugar.

Batalla en el centro del campo

El partido seguía su curso sin que nada ocurriera hasta que al filo del descanso, un balón a la espalda de la defensa del Newcastle fue disputado por Fletcher, que se hizo con la posición en el área y fue objeto de dudoso penalti por Coloccini, así lo vio el árbitro, que pitó la pena máxima y expulsó al argentino. Adam Johnson fue el encargado de convertir el penalti en gol y con 1–0 se llegó al descanso.

Las tropas de Newcastle estaban descompuestas y McClaren dio entrada a Lascelles por Tioté para proteger la retaguardia. Poco después era Anita quien entraba al campo en sustitución de de un malherido Colback. A pesar de contar con menos efectivos, el Newcastle plantaba cara y pudo igualar la contienda en un mano a mano entre Mitrovic y Pantilimon, pero el rumano volvió a salir vencedor y acrecentaba su leyenda.

Cuando más atacaba el Newcastle, el Sunderland asestó el segundo impacto. En un córner abierto que M’Vila remató de tijereta, Billy Jones se anticipó a los defensores del Newcastle en el área pequeña y empujó a placer el balón. Las ‘urracas’ no se rindieron y siguieron buscando el gol, pero Pantilimon se mostró imbatible para desdicha de Wijnaldum.

Adam Johnson pudo hacer el tercero con un fabuloso disparo desde fuera del área pero el balón se estrelló en el larguero. La entrada de Thauvin en el 76 insufló energía al Newcastle, que canalizó sus ataques por la banda derecha, pero el zurdo francés no estuvo acertado, aunque sí voluntarioso.

Histórico

En el minuto 85 un hombre de la retaguardia -Kaboul- se lanzó al ataque y tras una cabalgada puso un magnífico centro con la izquierda a Fletcher, que al segundo palo y en carrera empalmó el balón de forma fabulosa para batir por bajo a Elliot y hacer estallar de alegría a una ciudad que hoy sí celebró la victoria frente a Newcastle, a diferencia de hace 400 años.

El Sunderland consigue de esta forma su primera victoria de la temporada y obsequia con un regalo a su afición por la victoria ante sus más acérrimos rivales y a su entrenador en la semana de su 61 cumpleaños. Los ‘black cats’ encadenan su sexta victoria consecutiva en el derbi, algo que se produce por primera vez en la historia y Allardyce se convierte además en el primer entrenador en la historia que ha dirigido a ambos clubes en este derbi.