Desequilibrarse para avanzar…

Uno aprende a caminar desde muy pequeño, logrando que cualquier padre se emocione con ese primer logro de su hijo. Y desde ese momento consideramos el caminar, el avanzar con nuestro cuerpo, como algo natural. Pero si analizamos un momento esto que hacemos de manera automática, veremos que uno necesita desequilibrarse, dejar que el peso de su cuerpo caiga hacia adelante, para luego dar ese primer paso. En definitiva si uno se mantiene equilibrado no camina, se queda en el mismo sitio.

Lo mismo he sentido toda estos días mirando en CNN las primeras medidas tomadas por Donald Trump en su primera semana de gestión. Tengo la sensación que Trump ha llegado para desequilibrarnos, para cuestionarnos muchas cosas y darnos la posibilidad de avanzar.

Si un tiempo atrás me hubieran dicho que escucharía a un presidente de EEUU declarando que los ambientalistas están fuera de control, me hubiera parecido increíble. De hecho creo que no sólo a mi me pasa esto. Cuando escuché estas declaraciones en CNN me puse a observar en la tanda publicitaria la cantidad de programas que existen en esta cadena de noticias sobre el calentamiento global y el cuidado del medio ambiente. También observé la cantidad de publicidades que se emitían de empresas que predican cuidar el medio ambiente y sobre empresas que trabajan en generar energías limpias.

Escuchar las declaraciones del nuevo presidente al firmar el decreto para comenzar a construir el muro en la frontera con México parecía algo imposible hace unos días. Escucharlo definir que México, un país soberano y con una gran relación con los Estados Unidos, debía pagarlo, me dejó perplejo. Y, como si todo fuera poco, definió que si México no estaba de acuerdo con pagar este muro no tenía sentido reunirse con el Presidente Peña Nieto, reunión que ya estaba pactada desde hace tiempo.

Verlo retirar en su primera semana de gestión a Estados Unidos del tratado comercial con el Pacífico y cuestionar otros tantos tratados comerciales firmados por Estados Unidos con México, Canadá y otros países. Qué puedo decir, ya nada parece estar en equilibrio. Reanimación de controvertidos oleoductos, comienzo de la despedida del Obamacare y adiós fondos para las ONG proaborto. ¡Todo en una semana!

Puede que uno este o no de acuerdo, lo que no se puede negar es que está haciendo, y muy rápidamente, todo lo que prometió en la campaña y todo por lo cual el pueblo americano lo puso al frente de la Casa Blanca. ¡Sería poco inteligente de su parte no comportarse como Trump si la gente lo votó por ser Trump!

¿Será que Estados Unidos está buscando desequilibrarse para avanzar? Quizás la mayoría de las personas querían que las cosas no sigan en un status quo, que repensemos todo y que, de esta manera, analicemos si estamos en el camino correcto. ¿No será que quizás los ambientalistas están realmente descontrolados y hasta hace una semana no era políticamente correcto decirlo?

Confío en la madurez de la democracia americana y en los mecanismos que esta tiene para aminorar cualquier acción drástica que el poder ejecutivo tome. Pero celebro que nos desequilibremos y ojalá esto nos lleve a avanzar en el sentido correcto.