Lo que el CyberMonday nos dejó…

Una historia de ganadores, compradores y twitteros enojados


Pasó el CyberMonday 2014 en Argentina y son muchas las versiones que corren en el medio. Se habla de grandes victorias por una lado, records que ni Messi podría romper y crecimientos por encima de las expectativas. Por otro lado, nos encontramos con los idealistas defraudados e irritados que esperaban comprar aires acondicionados por $1500, con instalación gratis y free shipping (en el día, claro está). En el medio de estos dos extremos, seguramente encontremos algo de realidad.

Empecemos con algunos números:

Más de 150 empresas sumadas a la iniciativa (vs 36 en 2013)

Facturación total de $682 millones de pesos (vs $198M en 2013)

617.000 productos vendidos

BSAS, Rosario, Córdoba, La Plata y Tucumán fueron las plazas más activas

A simple vista, la campaña fue un éxito, todas las empresas participantes salvaron el año y están ya planificando sus vacaciones a Bahamas para disfrutar los márgenes obtenidos y despedir el año. Todo es color de rosa… salvo que el consumidor no se mostró conforme con la iniciativa.

Es sabido que el argentino promedio es un consumidor difícil: es desconfiado, mañoso… y eso cuando tiene el producto en sus manos, asique estas características se potencian a nivel online. Los principales reclamos existieron en Twitter, la plataforma del reclamo por excelencia, y estuvieron basados en la falta de “ofertas reales” principalmente. Luego, llegaron las quejas por las “colas virtuales” y los sitios caídos.

Lo cierto es que no están equivocados. Muchas empresas concentraron gran parte de sus esfuerzos económicos en promocionar sus anuncios con social-ads, celebrities por twitter y campañas de email marketing. Pero el éxito de esos esfuerzos en muchos casos se vio disminuido por la imposibilidad del cliente de entrar a ver. Si a nadie le gusta hacer cola para entrar en un local… se imaginan una cola virtual??

Tampoco estuvieron equivocados en la falta de ofertas reales. Varias compañías hablaron y atrajeron potenciales clientes que entraron y se fueron de sus e-shops sin realizar compras porque no encontraron stock, porque no encontraron los descuentos prometidos, porque no encontraron productos interesantes sobre los cuáles aplicaban los descuentos prometidos o porque… directamente no encontraron descuentos!

Pero para equilibrar la balanza, también estuvieron los usuarios que pretendían encontrar descuentos europeos o estadounidenses en Argentina: Hasta que no entendamos que hay (grandes) diferencias entre ambas economías, no vamos a entender por qué esto nunca va a pasar. Pero ese debate corresponde a otra materia.

En mi opinión personal, como pequeño engranaje dentro de este mundo que es el eCommerce, los siguientes puntos son importantes de rescatar:

1 — No subestimar al consumidor: Las personas que están intentando comprar un producto caro, como puede ser un aire acondicionado, están viendo precios, marcas y modelos hace meses. Y seguramente estén esperando estas fechas para comprar con descuento. Si anunciamos un 30% de descuento y los precios siguen iguales, aunque pongamos un número más alto tachado con una cruz roja, no generaremos ventas.

2 — Para ganar hay que apostar: Los grandes ganadores de estas fechas son aquellos sitios que brindaron ofertas reales. Los promedios no dejan de ser promedios, pero los números de aquellos que fueron fieles al espíritu de la fecha y ofrecieron promociones fuertes y tentadoras fueron muchos más altos que aquellos que no superaron un tímido 10%.

3 — La base NO está: Como comentaba anteriormente, no sirve invertir en estrategias y tácticas para atraer compradores que luego no pueden ingresar en nuestro sitio y realizar una compra. Invertir en servidores que soporten estos días es necesario. Es preferible tener 2000 visitas y 300 ventas que tener 400.000 visitas y 50 ventas. Algunos pocos lograron sortear este obstáculo, pero preocupa ver que la gran mayoría no pudo (o no quiso).

4 — El calendario, alguien lo miró?: En nuestro país se iniciaron este año festejos por Halloween, lo que generó una fuerte crítica y hasta repudio de parte de muchas personas y sectores. Entonces, porque hacemos un CyberMonday el día de la tradición? Y peor aún, porque lo hacemos después de un BlackFriday?

5— Cuidemos el medioambiente entre todos: Así de inconexa como puede sonar esta frase con la temática que se expone, algo de relación tiene. El eCommerce es un modelo que está experimentando un crecimiento exponencial año tras año, pero debemos cuidarlo entre todos los que lo hacemos. De nada sirve entrar en estas fechas anunciando grandes descuentos solo para despues decepcionar a los compradores. De nada sirven los comunicados de prensa y las notas hablando de resultados cuando el 70% de los consumidores se quejan y despotrican contra las empresas participantes en redes sociales. Este mal uso solo resultará en bajas en los números, aumentaremos los chusmas en nuestros sitios pero no las conversiones. Las empresas se exponen a la crítica directa del usuario y solo generamos que se descrea de la empresa, de las fechas que todas las compañías de venta online esperan y del eCommerce en sí.

Con estas reflexiones, me despido. Espero que la nota haya sido de su agrado! Saludos!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.