Mejoremos los entornos

Independientemente de la educación formal escolarizada que un estudiante recibe, está comprobado que el contexto/entorno de la familia afecta directamente el rendimiento escolar del estudiante.

El rendimiento escolar está correlacionado con la conclusión del grado escolar que el estudiante cursa y con la matriculación en el siguiente nivel educativo, esto quiere decir que los estudiantes de bachillerato con más alto rendimiento académico tienen más probabilidades de graduarse y matricularse en la universidad que los estudiantes de bajo rendimiento académico.

Por lo tanto, la brecha educacional entre estudiantes de altos y bajos recursos (particularmente en educación superior) NO ES únicamente el resultado de una restricción presupuestaria de la familia y del estudiante al momento de la universidad, sino de una disparidad en el rendimiento escolar durante toda la vida de los estudiantes a causa del entorno de la familia.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Gosh Hernandez’s story.