Ruta de librerías-café porteñas

Un café en un ambiente de libros y literatura, y un momento que agasaja al paladar, alimenta la mente y nos transporta a otras historias.

Hace un tiempo me topé con una librería-café que me enamoró a primera vista: Libros del Pasaje. ¿La conocen? cada vez que puedo, me tomó un momento para frenar en ese espacio que tiene un ambiente realmente único, para hacer una pausa, tomar un café y leer un libro.

Desde ese momento, emprendí viaje a encontrar esas librerías-café auténticas, acogedoras, esos lugares que te invitan a entrar a ese mundo lleno de escritores y regalarte un momento. No solo es disfrutar de un té, un café con crema, un budín de zanahoria, una limonada o un jugo de naranja, sino que es la experiencia en su conjunto. Estar en un espacio bien ambientado, acompañado de un capuccino, ¿por qué no?, música de fondo, rodeado de libros, en una atmósfera inspiradora y con gente que busca exactamente lo mismo: un libro, una lectura, un café. Con respeto y en silencio, no hay receta más nutritiva que la lectura.

En esta nota te dejo tres librerías-café que podés visitar en Buenos Aires, disfrutar de un café o un buen brunch, un libro, y un momento inspirador.

  • Libros del Pasaje: es una librería antigua con techos altos, estilo propio e infinidad de libros, por supuesto. Está ubicada en Palermo (Thames 1762). Con mesas de madera en el centro y un sector dedicado a los más chicos, seguí caminando que al fondo vas a encontrar un café con unos sillones lindísimos y cómodos para inspirarte y leer alrededor de escritores. Es una librería que invita a quedarse por varias horas y explorar los estantes altos de madera llenos de libros. Si querés hacer co-working, también podés hacerlo acá: tiene un jardín de invierno especial para trabajar, escribir, o juntarte a charlar con algún amigo también.
  • Daín Usina Cultural: es una librería más moderna en Palermo Soho (Nicaragua 4899), apenas entrás podés ver, por un lado, la librería a la izquierda, y a la derecha un café restó con cocina gourmet. Atravesá esa parte, en el medio vas a encontrar una mesa larga de madera, donde también podés acomodarte a tomar algo, trabajar o leer. ¡Mirá para arriba! Una obra de arte colgada con papeles de colores y una telaraña blanca. Es también galería de arte y un espacio multicultural. No te pierdas que en el último piso hay una terraza al aire libre, con camastros y sillones cancheros. En invierno te dan mantita y te atienden ahí también. Lugar preferido: el camastro abajo de las ramas de un árbol, único.
  • Eterna Cadencia — Casa tomada por escritores: una librería-café auténtica y con sello propio, ubicada en pleno Palermo (Honduras 5582). Clásica y antigua, con estantes divididos por temas, ofrece una amplia lista de libros en español y en inglés. Iluminada por unos candelabros que cuelgan del techo, seguí caminando que vas a encontrar un patio donde está el Bar para tomar un café o almorzar durante la semana (solo se abona en efectivo). Decorada con libros viejos que cuelgan del techo, el patio y su bar invitan a quedarse entre letras y un café. Más al fondo, tenés otra opción: sentarte en los sillones del patio que bordean la librería con pequeños ventanales, faroles de luz antiguos y tres paredes con graffitis de frases e imágenes. Una librería con editorial propia que pasa casi desapercibida pero que definitivamente vale la pena explorar.

Regalarse una reflexión

Debería ser un ejercicio para hacer todos los días, una rutina, en una librería-café inspiradora o simplemente ambientar algún espacio de tu casa y hacerlo ahí. Regalarse esos momentos que transforman y transportan, una pausa reflexiva, no tiene precio. ¡Tarea para el hogar!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.