“TENDENCIAS DEMOGRÁFICAS DE LOS ESTADOS UNIDOS EN LAS PRÓXIMAS DÉCADAS”.

Una Generación, es decir, -un período de 20 años promedio- es una clasificación que se hace de personas que han nacido en un mismo período de tiempo, en un mismo contexto, que reciben estímulos culturales y sociales similares, y que comparten valores, gustos, comportamientos e intereses afines.

En la actualidad a nivel general, se viven cambios acelerados y continuos debido al gran avance de las tecnologías, y a las cohortes generacionales, las cuales son cada vez más breves. Las proyecciones demográficas y las encuestas, impulsan planes estratégicos y son utilizados por los gobiernos para orientar políticas familiares y de asistencia médica, por lo general impactan en la toma de decisiones de organizaciones privadas y gubernamentales y en las políticas públicas. Las empresas las emplean para decidir dónde invertir, por ello es importante conocer, los datos y las proyecciones.

En el caso específico de los Estados Unidos, existen dos tendencias demográficas ciertas características especiales ya que este país se encuentra entre dos importantes transformaciones demográficas: por un lado, la población estadunidense se está convirtiendo mayoritariamente en personas no blancas, y al mismo tiempo una gran parte de ella está envejeciendo.

El hecho de que ambos fenómenos se estén dando simultáneamente, está favoreciendo una brecha generacional que traerá como consecuencia ciertas tensiones al interior de este país y estas transformaciones aunque poco palpables, están generando rápidos cambios. De acuerdo con las proyecciones del Pew Research Center, en las próximas décadas, la pirámide poblacional se modificara, es decir se convertirá en un rectángulo, la población conformada por personas de 85 años, y los niños menores de 5 años, será prácticamente igual, esto es el resultado de mayores niveles de longevidad, y de una baja en la tasa de natalidad. En este ensayo se analizarán los llamados “Millennials” (jóvenes de 18 a 33 años), no sólo porque esta es la generación racialmente más diversa y la más distinta de todas las que la precedieron, sino también porque será la que impondrá las pautas más importantes en las próximas décadas.

Los “Millenials” son la generación multiétnica más diversa: 4 de cada 10 personas no son blancas, son la generación más joven de adultos, muchos de ellos nacieron en los Estados Unidos, son hijos de inmigrantes Hispanos o Asiáticos quienes llegaron hace medio siglo. Son expertos en tecnologías, algo sumamente indispensable para la adquisición de información y la interacción social; es una generación muy sociable dado el numero de amigos, aunque muchos de ellos son virtuales. Se han apoderado de las nuevas plataformas de la era digital sea internet, tecnología móvil y los medios de comunicación social, para de este modo construir redes personalizadas de amigos, colegas y grupos afines. Estos jóvenes pagan impuestos con los que se beneficia a los ancianos en su seguridad social, sin embargo, cuando estos mismos jóvenes sean ancianos, será poco probable que reciban los mismos beneficios sociales.

Los “Millennials” financiarán el retiro de una más numerosa cohorte de adultos mayores, lo que ocasionará una mayor presión económica y política. El costo de los programas para adultos rápidamente excederá la mitad del presupuesto federal, y este gasto desplazará el presupuesto destinado a la educación, infraestructura e investigación, que ayudaría a construir un mejor futuro para los “Millennials” y para sus hijos. Las encuestas de opinión del Pew Research Center arrojan los siguientes datos; esta generación tarda en casarse y en tener hijos ya que carecen de un sólido fundamento económico; tienen grandes deudas con las universidades y trabajos que no les agradan. Debido a estas dificultades, cerca del 46% tienen que regresar a sus hogares en algún momento de su vida. La Generación de los “Millennials” es la primera de la era moderna en tener los niveles más altos de deuda universitaria, pobreza y desempleo; y los más bajos niveles de ingreso personal, que las últimas dos generaciones que los precedieron. Esto se debe en parte a la recesión económica (2007–2009); a los efectos a largo plazo de la globalización y a los rápidos cambios tecnológicos.

La duración de estas tendencias macroeconómicas, ha tenido serias repercusiones en aquellas personas que apenas comenzaban a trabajar en 2007, cuando la economía cayó en una profunda recesión, la cual no se ha recuperado totalmente. Aún así, es la generación con más estudiantes universitarios que haya existido. Son muy optimistas y consideran que el futuro tanto para ellos como para su país es muy prometedor. Son política y socialmente liberales; en las últimas elecciones, los “Millenials” votaron 37% por el partido Republicano, y 56% votó por el partido Demócrata, hay un gran abismo en lo relativo a los temas políticos; 6 de cada 10 votantes apoyaron a Obama en su reelección, comparado con 47% (sus padres) y 44% (sus abuelos), Obama acaparó, más del 70% del voto Hispano y Asiático. También consideran que el uso de la mariguana debe ser legal y el 68% está a favor del matrimonio entre los y las homosexuales. La mayoría de los “Millennials” (70%) no se identifican con alguna filiación religiosa, son agnósticos. Asimismo, las mujeres por lo general se casan a los 27 años, y los hombres a los 29; la mujer norteamericana tiene en promedio 1.9 hijos; 3 millones, es decir (37%) de las lesbianas, bisexuales y trans género adultos tienen en algún momento de su vida, un hijo.

En la actualidad casi la mitad (44%) de las personas jóvenes entre los 18 y los 29 años tienen un medio hermano y cada vez, nacen más los hijos de madres solteras, que en alguna otra época. Además, los matrimonios inter raciales van en aumento, Uno de 6 matrimonios en la actualidad es interracial, pero el matrimonio en si se está convirtiendo en algo obsoleto. Así, se puede decir que en los últimos 15 años, la familia ha cambiado considerablemente. Otro dato interesante es que el país, se está convirtiendo cada vez más en una nación multirracial. Si bien es cierto que Estados Unidos ha sido tradicionalmente una nación de inmigrantes, a lo largo de los años se han dado grandes cambios, ya que en 1960 la población blanca de este país era del 85%, pero para el año 2060, se calcula que solo será del 43%. Por otro lado, la Oficina del Censo de los Estados Unidos publicó en el año 2000, que el número de latinos había sobrepasado el número de afroamericanos, convirtiéndose así, en la nueva minoría étnica o racial más grande de este país. En 2012 esta misma dependencia informó que la población total hispana era de 53 millones de personas, las cuales constituían el 17% de la población total. En lo que toca a la población latina, los inmigrantes actuales son muy diferentes de aquellas grandes oleadas de recién llegados durante el siglo 19 y principios del 20. En ese entonces, nueve de cada 10 personas provenían de Europa, hoy en día sólo son el 12%.

Esta importante transformación demográfica tendrá serias repercusiones en los Estados Unidos, ya que en la medida en que la población latina se articule y busque influir en las políticas públicas, estas tendrán que responder a una mayor cantidad de intereses y demandas. Esta minoría percibe su realidad social y política de una forma diferente. La tendencia del crecimiento demográfico latino en Estados Unidos, y las proyecciones estadísticas calculan que, para el año 2060 aproximadamente 1 de cada 3 estadunidenses tendrá ascendencia o identidad latina.

Los Latinos están destinados a continuar ejerciendo un enorme impacto en la vida social, cultural, política y económica de los Estados Unidos. Aunado a esto, los matrimonios inter raciales están jugando un papel muy importante en lo relativo a los cambios en las perspectivas de etnicidad. El miedo al inexorable envejecimiento de la población blanca y el rápido crecimiento de la joven población latina no blanca, es probable que tienda a elevar el resentimiento en contra de aquellos nacidos fuera de los Estados Unidos y sus hijos, y especialmente contra aquellos sin un status legal.

Es imposible predecir el futuro, sin embargo la creciente competencia del mercado internacional, hace pensar que sin duda alguna. los migrantes latinos continuarán jugando un papel muy importante en el desarrollo económico de este país en sectores clave. A pesar de que la continua recesión ha suprimido la contratación tanto de nativos como de trabajadores extranjeros, datos recientes revelan que el trabajo de los inmigrantes se ha convertido en un elemento crucial para la vida económica de los Estados Unidos. Los jóvenes y los viejos en los Estados Unidos difieren en lo relacionado a los valores sociales, identidades raciales y étnicas, así como en sus perspectivas económicos.

Se está experimentando, una importante ruptura con el pasado, y un nivel de transformaciones, como nunca antes se había visto. Todo esto generará una importante presión en las familias, en su economía, en las políticas públicas y en la cohesión social de este país. Para que una sociedad funcione a largo plazo, se tienen que tomar decisiones sobre la convivencia, la adaptación y sobre los compromisos que se van a adquirir. El liderazgo, la cooperación y la participación ciudadana pueden lograr que Estados Unidos se adapte a estos importantes cambios.