¿Se puede estudiar el pasado?

Una breve reflexión propia

Considero posible estudiar el pasado, y tanto la manera de hacerlo, como el aspecto que se decide abordar pueden ser muy diversos (historia económica, política y social).

La historiografía ha cambiado muchísimo con el paso de los años, adaptándose y respondiendo a las necesidades inmediatas de cada época en particular. A mediados del S.XX los historiadores adoptaron nuevas metodologías de trabajo, profundamente influenciadas por las ciencias sociales (tradición occidental). Es importante resaltar que las diferencias que hay entre una y otra disciplina social son cada vez menores. Estas nuevas corrientes historiográficas que a su vez no han dejado de modificarse, ofrecen una ampliación en los temas de estudio, pasando de una “historia de las mentalidades” al “giro lingüístico” o a una “historia cultural o de la sociedad”. Sin embargo, estas metodologías siguen presentando trabas que impiden la realización de una síntesis popular de historia social. La necesidad de conjuntar la teoría y la práctica es algo que los historiadores actuales deben tomarse muy en cuenta.

México D.F., 13 de abril de 2016