Cuando un gran éxito puede ser una media Sonrisa

“Es la primera vez que “sonríe” en 2 semanas”- Le dijo hace años una madre, con los ojos húmedos por la emoción.

En ese mismo instante, Sergi descubrió cuánto sentido cobraba su vida. Supo que había nacido para sustraer el máximo de sonrisas a niños, que víctimas de un injusto destino, están condenados a hacer de un hospital un hogar, y de un tosco gotero un inseparable compañero de vida.

Y pese a que el dolor, el miedo, y la frialdad del ambiente no se lo ponen fácil, Sergi lucha sin cesar por robarles sonrisas. Con el convencimiento de que las reacciones químicas que la risa genera en el cuerpo, son capaces de conseguir resultados inconcebibles, entre ellos, el alargar la vida.

Y es por esto que para Sergi, cada actuación es un reto. Puesto que sabe que con cada una de ellas, puede alegrar, o incluso prolongar una vida. Puede hacer olvidar el dolor y el miedo. Puede recuperar la ilusión y la esperanza, y demostrar que incluso en un frío hospital, se puede disfrutar de la grandeza de la vida.

Crónica de un Payaso de Hospital.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.