«Ninguno de nosotros es más importante que el resto de nosotros» —Ray Kroc

5 pasos para alcanzar el éxito en un trabajo en equipo.

Tu rendimiento es una combinación de tus decisiones diarias… ¿Qué opciones tomarás hoy para mejorar tu mañana?


Dentro de cualquier empresa u organización es de suma importancia trabajar en equipo. Es el factor determinante para que un proyecto sea exitoso o no.

Alguna vez, cada uno de nosotros, ha sido (es) parte de un equipo de trabajo. Como sabrán, hay veces que este asunto resulta sencillo y en muchas otras oportunidades suele ser complicado y tenso debido a la naturaleza de las actitudes y aptitudes de los participantes de la agrupación, las de nosotros mismos y de las expectativas puestas en el propósito. Sucede también que muchas veces olvidamos cuáles son los aspectos más importantes para poder trabajar en equipo y esto lo vuelve más complicado.

Existen ambientes favorables para que una idea pueda salir adelante. Se trata de incubar ecosistemas propicios y no «egosistemas» para que una determinada idea tenga un campo fértil en donde crecer.

Trabajar en equipo no es una virtud, es una elección consciente y voluntaria que surge construyendo lazos de confianza basados en la vulnerabilidad humana que muestran los integrantes del equipo, ante sus errores, temores, y dificultades.
—Patrick Lencioni

Steve Jobs decía que la creatividad es simplemente conectar cosas. Un buen contexto, un espacio de comunicación y libertad, genera el mejor caldo de cultivo para la creatividad. En una empresa o grupo de trabajo el hecho de que sus integrantes pueden establecer contacto es un buen signo que contribuye al nacimiento de nuevas ideas. La creatividad será más fértil cuanto mayor sea el abanico interdisciplinar de las personas que componen un grupo.

Steven Johnson critica los muros que impiden conectarnos y defiende un escenario abierto para que las ideas puedan intercambiarse libremente. Un espacio de reinvención. La creatividad nace de la unión de ideas que chocan entre sí, que se retroalimentan, corrigen y se desarrollan. Cuanto más interrelacionada esté una sociedad más posibilidades existen que asomen buenas y nuevas ideas.

Se trata de incubar ecosistemas propicios y no «egosistemas» para que una determinada idea tenga un campo fértil en donde crecer.

Hoy día ya no creamos solos ni de manera aislada. Nuestra creatividad florecerá si provocamos interacciones con los elementos del contexto donde queremos generar ideas. Empresas como Pixar, IDEO, Ikea o Microsoft han apostado por desarrollar estructuras para organizar la relación de la empresa con el entorno y las soluciones que generan. Incluso Pixar le puso nombre a esta actividad: plusing.

«El espíritu de equipo es lo que da a muchas empresas una ventaja sobre sus competidores» —George Clements

Pon en práctica los siguientes cinco consejos para fomentar el trabajo en equipo y lograr ser un verdadero equipo de trabajo. No es fácil, nadie dijo que lo fuera, mas tampoco es una tarea imposible. Conlleva tiempo, motivación y reglas claras y honestas para que cada integrante conozca dónde está parado y hacia dónde hay que ir.

  1. Perseguir objetivos en común: nunca olvides que al trabajar en equipo las personas involucradas deben estar persiguiendo un objetivo, esta es la motivación principal que impulsa a que cada persona explote al máximo sus capacidades.
  2. Aprender a escuchar: debes tomar en cuenta que será muy probable que las personas de tu equipo no estén de acuerdo con alguna de tus ideas. Debes aprender a escuchar y valorar los distintos puntos de vista para que al final, se tome la decisión que más favorezca al equipo, aunque esto implique desarrollar una idea que no sea la tuya.
  3. Olvidar protagonismos: es importante recordar que cuando se trabaja en equipo no existe un protagonista. El trabajo es de todas las personas, aunque sean de distintas áreas y no dediquen la misma cantidad de tiempo en sus actividades correspondientes. Nunca será el trabajo de una persona más importante que el de otra. El objetivo de este punto es lograr que los integrantes del equipo en lugar de decir «mi equipo» declaren «nuestro equipo», porque al final los logros o fracasos pertenecen a todos.
  4. Comunicación asertiva: la comunicación siempre será una clave importante en cualquier actividad que se realice. Una buena comunicación ayuda a reducir errores y crear nuevas estrategias. Tener un flujo de información efectivo generará mayor confianza y apoyo entre los miembros del equipo logrando así mismo cumplir con todos los objetivos.
  5. Controla tus emociones: lo sé, es difícil. Nuestro cerebro límbico expone sentimientos y emociones. Respira profundamente y suelta el aire lentamente. Habrá ocasiones que serás compañero de personas que no te agradan; esto es muy común. Debes ser capaz de dejar tus juicios y sentimientos a un lado para poder trabajar en equipo. Hay cosas que no podrás cambiar, pero si puedes emponderarte para cambiar la relación con esa persona para cumplir los objetivos del equipo. Transforma esa emoción en motivación para trabajar en grupo.
En un equipo, los conflictos son inevitables… de hecho para lograr soluciones sinérgicas se necesita una variedad de ideas y aproximaciones. Estos son los ingredientes para el conflicto.
—Susan Gerke

Si el artículo te gustó, por favor, regálame un 👏 y compártelo en tus redes sociales ¡Muchas gracias!


Gustavo Martin

Hey, I’m Guss. Public speaker about creative thinking. Creative Consultant. Workshops, courses and conferences. Fan of branding & innovation.

Writer in Medium; columnist at Roastbrief and Soy.Marketing.

Director of Plums: boutique brand design agency. The priority is to sow; innovation is a consequence. Our motto is: to sow the seed and it will grow.

You can visit my website www.gussmartin.com