«Sólo se aguanta una civilización si muchos aportan su colaboración al esfuerzo. Si todos prefieren gozar el fruto, la civilización se hunde.» —José Ortega y Gasset

¡Ey, tu, gallina!

Haz de tu mundo un gallinero y nunca dejes de cacarear.


“A mí nadie me llama gallina“, dice Marty McFly en una de las tantas frases que nos regaló la maravillosa saga de “Volver al Futuro”. Apuesto que no hay nadie que no la haya visto…

🐔 ¡Ey, tu, gallina!

Pero, ¿cuál sería la reacción de Marty si se entera que el cacarear del gallus gallus domesticus es una estrategia para afrontar exitosamente esta era hiperconectada?

Así es como lo afirma el reconocido especialista en branding, Andy Stalman. Él utiliza esta figura para explicar de manera sencilla un proceso complejo. En tiempos de crear y fomentar ecosistemas favorables para el desarrollo de la creatividad y de mejores ambientes de trabajo la «estrategia de la gallina» crecerá como una sólida tendencia, una consolidada realidad.

La estrategia de la gallina

El escenario actual es claro, revisémoslo: vivimos conectados e informados. Ya no creamos solos o de manera aislada. La actitud de «ser haciendo» nos pide a gritos que seamos protagonistas de nuestra vida. El empoderamiento por parte de la gente ya no es un deseo o una utopía. Precisamente todo está pasando aquí y ahora.

La «estrategia de la gallina» se basa en cuatro aspectos que se nutren entre sí. Ellos son: la cooperación, la cocreación, la colaboración y la comunicación. Con la reunión de estos cuatro ingredientes, obtenemos el éxito compartido, también denominado coéxito, que es igual a la suma de conocimientos y de inteligencia colectiva.

En tiempos de crear y fomentar ecosistemas favorables para el desarrollo de la creatividad y de mejores ambientes de trabajo la «estrategia de la gallina» crecerá como una sólida tendencia, una consolidada realidad.

Líneas arriba apostillaba sobre el valor de crear conjuntamente. Hoy nos toca ser y comprender que somos parte de una red social líquida con miles de millones de neuronas conectadas –vale la figura cerebral para ampliarla a nuestra redes sociales– trabajando coordinadamente, para inventar un mundo nuevo, donde avanzamos desde la mirada individual a la vivencia grupal. Del egosistema al ecosistema social. Sumando o multiplicando, pero nunca restando o dividiendo.

«La fuerza reside en las diferencias, no en las similitudes.» —Stephen Covey
Del egosistema al ecosistema social. Sumando o multiplicando, pero nunca restando o dividiendo.

Haz de tu mundo un gallinero y no dejes de cacarear

La era digital está hambrienta de nuevas ideas y las nuevas ideas requieren de individuos con la mente abierta para recibirlas y con actitud proactiva para llevarlas a la acción.


Crear es imaginar escenarios

«La creatividad implica huir de lo obvio, lo seguro y lo previsible para producir algo novedoso.» — Joy Paul Guilford.

Adelante, es posible.

👉 Si has encontrado útil este artículo, por favor, pulsa el botón 💚 de abajo y compártelo en tus redes sociales ¡Gracias! 😀


@gussmartin |gussmartin.com

Deja atrás los «no puedo» y piensa en «cómo hacer para». Si quieres que te ayude a impulsar tus ideas escríbeme para encontrar la mejor manera de colaboración.

Autor: Gustavo Martin

Impulsor, facilitador y creyente de la creatividad como actitud de cambio.

Imparto talleres y conferencias sobre temas relacionados a la creatividad e innovación. Escribo en mi blog, en la plataforma Medium y en Roastbrief, el weblog especializado en publicidad y redes sociales.

Conectemos y cocreemos en @gussmartin y www.gussmartin.com