Como impacto en mi vida el Erasmus y porque deberías hacerlo ahora mismo

Imagen de la catedral de Oviedo, Principado de Asturias, España. Ciudad donde realicé mi Erasmus Plus

Sin duda alguna, viajar es una experiencia inolvidable independientemente del destino que se haya elegido, por lo tanto, desde el inicio hasta el final del trayecto impactara de alguna manera u otra en tu vida. Todo Inicia desde la planificación de la travesía, el equipaje que generalmente se complementa con una cámara de fotografías, mapas, documentos, boleto, nuestros sueños y metas en fin; hasta ese detalle de llevar lo que crees que necesitas y ya sabes que quizás lo dejaras tirado en algún lugar, de todo un poco sin armar revuelo.

En esta ocasión hablare de algo mas profundo que hay en un viaje que te hará ver ese viaje y todo lo que te rodea de una manera distinta. Algo mas que no sea un simple: un viaje de ida y vuelta con los bolsillos llenos de curiosidades y recuerditos. Es algo así como pasar de lo “simple” a lo “increíble”, de lo “normal” a lo “extra-ordinario”, de la rutina “común” a lo “sobre-natural” de un viaje o estadía en un lugar desconocido. Todo eso esta englobado en el programa Erasmus, el programa de intercambio estudiantil universitario europeo que se ha extendido hasta latino-america y otros países del mundo.

Quienes deciden aventurarse a llegar y vivir en un lugar desconocido en donde se habla un idioma distinto es porque a lo mejor quieren tener una y mil historias mas que contar en sus vidas, algo que valga la pena compartir con los demás. Quizás para ser admirados, ser ejemplo para otros, o solo por sentir adrenalina a mil por hora, cada quien tomara la decision acertada según convenga, pero: ¿que tan positivo o trascendental es el tomar y aprovechar este intercambio cultural y académico que ofrece el programa Erasmus?

El primer punto a analizar es mas una cuestión de el porque abrir la mente a nuevas ideas y conceptos puede ayudarte a tener una percepción mas abierta e inclusiva de todo lo que conlleva nuestra sociedad y el mundo en general. Todo pasa por acostumbrarte a la gastronomía del lugar en el que vivirás, a los cambios de clima, aprenderse los nombres de las calles, dominar el idioma, identificar el supermercado mas cercano, la facultad y el salon de clase donde tus maestros impartirán sus conocimientos, en fin. Tienes que acostumbrarte hasta al estilo de vida del lugar en el que has decidido vivir esta oportunidad, si duermen y comen tarde pues a buscarte la vida y acoplarte, si piensas en que los demás se acostumbraran a ti, perdida llevas la batalla.

Otro punto interesante de esta oportunidad es el de aceptar y actuar según lo que hay a nuestro alrededor. Europa es extensa pero de igual manera acogedora y dependiendo de como te consideras y tu entorno; un poco compleja si no estas dispuesto a ver mas allá de lo que ya se conoce. Para los europeos, este tipo de intercambios es algo normal y enriquecedor para entender las bondades y dificultades de cada país que conforman Europa. Un ejemplo de esto es la facilidad con la que se puede viajar de un lugar a otro. Si se viaja en avión, con suerte el precio no se pasa de 200 euros si se compra en una fecha inadecuada, pero si se adquiere a tiempo, el precio anda por los 9.00 euros, ¡Vaya pasada! Quien no quisiera viajar en avión a ese precio. Es una de las bondades del mercado común europeo, no hay excusas para no irte de Erasmus y surcar los cielos a un buen precio.

La ultima y quizás la mas importante es la red de amigos que formaras la cual estoy seguro; te sorprenderá mas de la cuanta. Al estar en casa en nuestros países natales rodeado de amigos y familiares, todo se hace mas fácil. Durante el Erasmus pasa algo parecido; un par de desconocidos se vuelven tus compás del alma, cenas con ellos, compartes botellones con otros, un día te vas a un bar y cuentas una y mil anécdotas tales como tus pasadas en la universidad, , si se te quemo algo en el horno, si se te olvido sacar la basura, si se tapo el baño y no sabias a quien llamar, si olvidaste la llave de tu piso, si tienes un problema a distancia pero no sabes que hacer. Esos desconocidos de otro “país” de la noche a la mañana se vuelven en tus confidentes, tus aliados, tus camaradas, tus hermanos por unos cuantos meses, un año pero quizás y con suerte para toda tu vida.

En conclusion, puedo decir que gracias al Erasmus conocí un poco mas del mundo, experimente las cuatro estaciones del año, mi manera de hablar y pensar cambio totalmente, mi nivel de tolerancia e inclusión incremento, mi manera de afrontar los problemas también, mi modo de trabajar igual, pero quizás la mas importante de todas y por la cual hoy os digo: Has el Erasmus ahora o te arrepentirás para siempre es: Mi red de amigos se incremento y ahora los cuento por centenas en todo el mundo. Quien sabe cuando los volveré a ver, pues al ser originario y de momento, residente de un país como El Salvador que esta a un océano de distancia de Europa y de otras naciones, es mas complicado volver. No es imposible pero si es un tema complejo y triste a la ves. Puesto que estas oportunidades a quienes residimos en países latinoamericanos no llegan para todos. Llevan trabajo, ocho años en mi caso en donde en cada uno de ellos hubo lagrimas, sonrisas, sufrimiento, sacrificio, bonanza, sudor, esfuerzo, perseverancia. A Dios gracias hoy puedo decirle a la vida: Gracias por mis amigos, bendicelos y cuidalos porque en un futuro próximo, debemos tener otro martes de tapas y otro botellon para celebrar el “after” Erasmus.