Docencia compartida: mi experiencia

El año pasado, por causas y azares, tuve la oportunidad de trabajar junto a una profesora, estando los dos a cargo del mismo salón y con el mismo nivel de responsabilidad; lo cual se conoce como docencia compartida (también llamada “co-teaching” o “co-enseñanza) . Si no habías oído hablar sobre el tema, te explico brevemente: muchas ocasiones en educación inicial y primaria, tienes un maestro principal (lead teacher) y un auxiliar (assistant teacher), por tanto, independientemente cómo sea la relación en la práctica entre estas dos personas, a priori se ha formado una relación jerárquica. En la docencia compartida, ambos docentes son los docentes principales, ambos tienen iguales responsabilidades, ambos deben programar, ambos deben dictar, ambos son los maestros. La idea detrás se puede explicar tan sencillamente como diciendo “dos cabezas piensan mejor que una”. Así, la idea es que el trabajo sea realmente colaborativo.

Pero cuando uno ha trabajado muchos años siendo el único que piensa, decide y actúa por sí solo en sus clases, la verdad es que cuesta adaptarse a esta dinámica. La verdad, escuché a muchas compañeras -pues para variar, era el único hombre en un grupo grande de mujeres-, opinar de formas muy diferentes sobre esta forma de trabajar, pero la mayoría coincidía que esto era semejante a un matrimonio. Yo coincido con esa metáfora: porque ahora las decisiones se toman de a dos, porque ahora esos niños son responsabilidad por igual de los dos, porque a la hora de reír o llorar están también los dos, y, sobre todo, porque entre los dos crean con las dinámicas propias de una pareja. Algunos de esos matrimonios funcionan, otros no.

En mi caso, agradezco mucho la pareja que tuve. Creo que hicimos un buen trabajo siendo prácticos (muy importante punto pues aunque hayamos sido dos, el trabajo no se redujo, se incrementó), siendo sensibles a las necesidades de los niños, sabiendo también como manejar el tema de disciplina y manejo de grupo. Llegar a esa dinámica fue un proceso, de conocernos, de saber cómo éramos y ahí hay un punto que quiero resaltar y se trata de la honestidad y la confianza. Si no tienes confianza con tu dupla, difícilmente las cosas funcionarán porque en realidad ninguno sentirá que puede contar con el otro y por ende, como vi en otros casos, se pasará nuevamente a una dinámica jerárquica: el maestro que cree que es el único en asumir el rol de maestro y el otro maestro que termina siendo desplazado, y ante ello puede reaccionar tanto desentendiéndose de sus responsabilidades como luchando por recuperarlas.

Otro punto muy importante es el análisis y toma de decisiones compartidas. Al final del día, cuando los niños ya se habían ido, mientras se ordena el salón y se prepara para el día siguiente, era vital sentarnos a conversar sobre qué íbamos a hacer para tratar determinada situación, ayudar a tal niño, incrementar la exigencia, etc. La coordinación es un asunto constante pero que debe llegar, en un punto, a ser natural; ello ayuda a manejar mejor el estrés, a sentir que la otra persona es realmente un apoyo. Esa coordinación incluye la distribución de tareas porque por muy colaborativo que sea el trabajo, no todos pueden hacer todo a la vez: es una pérdida de tiempo y de energías. Ahora bien, el cómo se organiza el trabajo puede ser tan variado como las personalidades en conjunción terminen siendo. Acá no hay un estilo mejor particularmente, en tanto responda beneficiosamente para los niños. En todo caso, es importante entender también que en ese sentido “nada es solo mío”. Pensar que un tema, una materia, una investigación, un sector es “mío” puede ser muy perjudicial para la relación de los maestros y eso se va a reflejar en el ambiente de clases.

En general, ha sido una experiencia muy enriquecedora, sobre lo cual me gustaría hacer una investigación a profundidad más adelante. Hasta aquí, todos los comentarios quedan en el ámbito de la opinión y como tal, puedo estar en un error o tener una mirada incompleta del tema. No obstante, si alguien está interesado en saber más sobre la docencia compartida, le dejo unos enlaces para que puedan investigar.

What is Co-teaching?

6 Steps to Successful Co-teaching

La co-enseñanza, una estrategia para el mejoramiento educativo.