El precio justo

Nunca les ha pasado que invierten todo el día haciendo algo y cuando terminan piensan que es lo mejor que han hecho en su vida? No les ha pasado que se sienten tan orgullosos a pesar del tiempo invertido? Que es tan genial que no importa cuánto hayan sacrificado? A mí sí.

Cuando trabajo en una pieza a la que le puse toda mi creatividad, todo mi empeño, todo mi tiempo, los mejores materiales que encontré, hice prueba tras prueba para que quedara excelente… Entonces, decido llevarla a una feria, la gente la ve y dice que es hermosa pero cuando preguntan el precio dicen que no es para tanto, que es bonita pero no para que sea tan cara.

Ninguna de esas personas sabe el tiempo que toma, el esfuerzo, la posición en la que debo mantenerme por horas para conseguir el trabajo deseado, qué herramientas que utilizo, NADA. Aún así está muy caro para ser “solo un collar” o “un par de aretes”.

Esto me lleva a pensar, cuál es el precio justo para las cosas que hago, el que quieren pagar las personas o el que yo decido en base a todo lo que gasto (materiales y tiempo)?

Si haces cosas a mano seguro te ha pasado porque haces cuentas de lo que gastas pero a veces no hacemos cuentas de lo que invertimos, a veces pensamos que si el precio que ponemos nos devuelve el valor gastado en materiales ya es ganancia, PUES NO LO ES! Ese gasto de materiales no incluye tu tiempo, tu dolor de espalda, la mala noche, el dolor de cabeza, tu visión, NO INCLUYE TU TRABAJO.

Una gran amiga mía, mi mentora, Angie Ron (conocida en el bajo mundo como Petite Caótica) me dijo que no tuviera miedo de poner un precio alto a mis productos. “El trabajo que nosotras hacemos es minucioso, no tengas miedo de cobrar un precio elevado. Un día tu espalda y tus ojos te lo van a agradecer”.

Es cierto, las cosas son diferentes en este país. Las personas no necesariamente aprecian el trabajo de uno sino que buscan lo más barato posible PERO 1000 veces prefiere vender 1 al precio justo que 10 a un precio menor al costo.

Por otro lado, no rompas el mercado! Qué quiere decir? Si vendes tus productos a un precio menor al de la competencia e incluso menor a tus costos estás mal-acostumbrando al consumidor, devaluando tu trabajo y el de tus semejantes, y arruinando el negocio. Sé honesto contigo mismo y date el lugar que mereces, si vives de esto o si planeas en el futuro vivir de ello entonces es muy importante que tomes en consideración esto. Si este es solo tu hobby, recuerda que existimos personas que queremos hacer de esto nuestra vida.

Aprecia el trabajo de quienes brindamos un poquito de nuestra esencia en cada cosa que hacemos, enseña a los demás a apreciar ese esfuerzo.

Así conseguiremos un cambio y el respeto hacia el trabajo hecho a mano que es igual de valioso que el tuyo donde sea que lo desempeñes.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.