Impuesto a la herencia

Por: Kevin Morán Cabrera ( @KevinAndreMoran )

El tema de si se debe crear impuestos sobre las herencias es un tema que para muchos solo es de carácter ideológico, aunque desde la perspectiva del análisis económico y para la construcción de política pública su discusión es muy relevante. Este debate tiene sus raíces en el origen mismo de la propiedad privada y su asignación, en cómo construir patrimonio, ayudar a la economía de un país y brindar muchas oportunidades, entonces ¿Por qué tener que entregar parte de esto al Estado?

Para continuar con el análisis de este nuevo impuesto es pertinente saber que es: “Un impuesto es una ley, de modo que queda definido a partir de la forma en cómo opera. En este caso, el “Impuesto a la Herencia” es, para ser exactos, un impuesto a la transmisión gratuita de bienes, entre las cuales están incluidas: las donaciones, los legados, los beneficios por fideicomiso, los beneficios originados por cobro de seguros cuando quien los contrató no es el beneficiario, como así también las herencias y sus anticipos, entre otras. En general, puede afirmarse que es susceptible de imposición cualquier acto que implique un enriquecimiento patrimonial a título gratuito” (Bouzas, Cappa, & Girard, 2010).

En este cuadro podemos observar que los afectados serán todos los ecuatorianos, pero los que se verán más afectados son un pequeño grupo del país, los que pertenecen a la clase social alta e ingresos mayores a 2.400 salarios básicos, para corroborar esto Según el reporte de World Ultra Weath Report, término con el que el banco suizo UBS AG define a los millonarios, Ecuador cuenta con 265 personas que acumulan 30.000 millones de dólares (El Universo, 2015), pero el interrogante de todos es porque a este sector el Estado quiere intervenir metiéndole manos a sus bolsillos, declaraciones del presidente: Correa aseguró que quiere acabar con las empresas familiares, que en Ecuador son el 80%. “Nosotros queremos acabar con eso, ellos quieren mantener eso” (El Universo, 2015).

Pero acaso las empresas familiares no han aportado fuertemente a la economía del país y a fortalecer el PIB, o al menos eso lo dice en declaraciones Amada Godoy donde manifiesta que las empresas familiares son muy importantes en la economía de cualquier país, aunque no se tiene data exacta, para valorar la importancia de la empresa familiar en Ecuador. En una reunión que se realizó en Expo Plaza 2006, se señalaba que de las 30.000 empresas constituidas en Ecuador, el 90% correspondía a familias, que aportan un porcentaje importante en el PIB y generan una significativa proporción de puestos de trabajo (Godoy, 2011). Actualmente esa data ha disminuido según el presidente ya que las empresas familiares representan un 80% en el país, y agregó que “Le quieren quitar al Estado su capacidad de distribuidor de la riqueza” (Correa, 2015).

Que contradictorio decir que le quieren quitar al Estado su capacidad de distribuidor de la riqueza cuando lo que se está haciendo con este nuevo impuesto es “repartir” dinero que no ha sido fruto del trabajo del gobierno, entonces quieren distribuir riqueza a costas de otros, varias han sido las opiniones vertidas de empresarios que están en desacuerdo como el de Henry Kronfle que encuentra con mucha preocupación este proyecto de ley para regular las herencias, los presidentes de la cámara de comercio de Pichincha y Guayaquil también se encuentran preocupados ya que les cuesta mucho entender las motivaciones de este proyecto (El Universo, 2015).

Si de un patrimonio de 100 el Estado se queda con el 75, de por sí ya es absurdo. Estos impuestos que se han cobrado a lo largo de los años y el simple hecho de que sigan vigentes no está bien, como se ha mencionado a lo largo del articulo esto genera que no se incrementen los activos y la ambición de generar riqueza. Por otro lado los afiliados a las distintas cámaras están preocupados y desmotivados. Es un tema que afecta al empresario nacional, y a todo el país en especial a la clase media que trata de progresar y generar riqueza, en nada fomenta a la unión del país y alimenta ciertas incomodidades y perjuicios que en nada abona al desarrollo del país ni al dialogo público y privado. Ecuador es un país con una economía emergente que no se puede comparar a demás países que ya poseen este impuesto como Estados Unidos, ya que el Ecuador ya tiene un impuesto a las herencias que es sumamente alto (35%) y que lo ubica en el sexto lugar en el mundo. La tasa más alta la tiene Japón con el 55% de impuesto a las herencias (NIPPON, 2015).

El problema de fondo no es la desigualdad, los seres humanos no deciden nacer con dinero o en una familia acomodada, esto no quiere decir que al acumular riqueza y dejar ese patrimonio a la familia sea injusto, sigue siendo el esfuerzo de una sola persona o en conjunto el cual tiene libre albedrio de saber a quién dejarlo como herencia, es deber de cada ciudadano empezar a generar riqueza, el problema de fondo es la pobreza, la erradicación de la misma no debe ser solucionada a través de impuestos del esfuerzo de otras personas. El gran efecto negativo de esto es que los pobres van a querer seguir siendo pobres, recordar que este sector que se verá más afectado por este impuesto, brinda muchas oportunidades de empleo, no nos sorprendamos al ver nuevos despidos debido a esto.

Esto solo genera involución en la economía del país debido a que los ciudadanos no van a querer generar riquezas, incrementar activos, estarán esperanzados en recibir ingresos de impuestos cobrados a otros sectores, se eliminarían los incentivos para tener una mejor producción, se va a perder el capital ahorrado que sirve de manera vital para realizar inversiones productivas. Una vez más se están creando impuestos innecesarios y exagerados para que el “Socialismo del siglo 21” mantenga “equidad” en el país, pero “equidad” a costa de otros, sin esfuerzo, sin tener un capital privado que brinda muchas oportunidades, el gobierno debería enfocarse en la erradicación de la pobreza, no en querer llegar a la igualdad económica, porque el esfuerzo no se mide simplemente da resultados.

Fuentes:

Bouzas, A., Cappa, A., & Girard, M. (26 de 10 de 2010). La Revista del centrp cultural de la cooperación . Obtenido de http://www.centrocultural.coop/revista/articulo/194/impuesto_a_la_herencia_una_herramienta_distributiva.html

Correa, R. (02 de 06 de 2015). Impuesto a las herencias es para “democratizar la propiedad” afirma presidente Rafael Correa. El Universo, pág. 2.

El Universo. (4 de 2 de 2015). El Universo. Obtenido de

http://www.eluniverso.com/noticias/2015/02/04/nota/4519871/ecuador-cuenta-265-30000-millones-dolares

El Universo. (2 de 06 de 2015). El Universo. Obtenido de

http://www.eluniverso.com/noticias/2015/06/02/nota/4938797/impuesto-herencias-es-democratizar-propiedad-afirma-presidente

El Universo. (1 de 06 de 2015). El Universo. Obtenido de

http://www.eluniverso.com/noticias/2015/06/01/nota/4936506/empresarios-contra-nueva-tabla-impuesto-herencia-que-propone

Godoy, A. (08 de 2011). Empresas Familiares en el Ecuador. Obtenido de

http://www.espae.espol.edu.ec/images/documentos/publicaciones/publicaciones_medios/empresasfamiliares.pdf

NIPPON. (2 de 02 de 2015). NIPPON. Obtenido de

http://www.nippon.com/es/currents/d00154/

Fuente: Kevin Morán es Pasante de Investigación en el Instituto Ecuatoriano de Economía Política y Estudiante de la Universidad Casa Grande.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.