El asunto de las cremalleras

YKK

Ahora que ha llegado este tiempo cambiante muchos días me veo obligado a usar la cremallera de mis cazadoras, sudaderas y demás.

Tras una semana para arriba y para abajo me percaté que todas adolecen del mismo problema: se atascan y además lo hacen casi siempre a la misma altura.

Recordaba vagagamente ese fenómeno de otras temporadas pero es la primera vez que le encuentro sentido. Alguna vez llegué a pensar que estaban defectuosas pero no puede ser que TODAS lo estén y en el mismo punto. Por lo tanto el único elemento común a todas ellas es su propietario que en este caso soy yo.

Me he fijado y creo estar plenamente convencido que la razón por la cual todas se atascan es mi forma de usarlas. Normalmente puedo abrir la prenda en cuestión con relativa facilidad pero es a la hora de cerrarla cuando el “atasco” aparece y muchos días me veo obligado a llevar la ropa semi cerrada a la altura del ombligo. Vamos, todo un cuadro.

Así me pasa también en la vida real, me abro con demasiada facilidad y luego me atasco a la hora de cerrar. Espero solucionar lo de las cremalleras y lo de mi vida aunque no creo que en la tienda de arreglos de ropa puedan hacer algo por lo segundo.