Dilema

Decisiones políticas y otros trucos indomables

Tuve el honor de recibir una invitación para ser constituyente externo dentro de las listas del PRD. A pesar de ser una gran oportunidad, y después de analizar con tiempito y escuchando a mi amigos de mayor confianza, decidí rechazar la invitación.

No me queda duda de que este proceso Constituyente será muy importante, pues definirá los fundamentos normativos de nuestra ahora Ciudad de México. Participar en el proceso de definición podría significar un gran avance para la agenda que hemos trabajado en Wikipolítica: derecho a la Ciudad; equidad de género; humanización de las ciudades; construcción de nuevos modelos económicos más eficientes y equitativos; una movilidad sustentable ligada con un desarrollo orientado al transporte; la ampliación y consolidación de más y mejores mecanismos de participación ciudadana; mínimos importantes de rendición de cuentas y transparencia; derechos laborales antipauperización del empleo; una política ambiental y de agua más inteligente; ampliación y consolidación progresiva de los Derechos Humanos… Son muchos los pendientes de nuestra Ciudad. Son muchas las batallas por librar.

Sin embargo, el contexto no permite asegurar esta consolidación. Mi participación, lejos de incidir, representaría una voz perdida en un caótico miasma de fuerzas políticas que no siempre tienen como prioridad la construcción de una norma básica que represente lo más que se pueda al interés general. El dilema se diluye: no es “pureza ciudadana” contra incidencia; es escoger entre dar una lucha vacía, o construir entre todos un mejor momento. No se puede ser impaciente en democracia.

Además, como orgulloso miembro de Wikipolítica, no emprendería un proyecto como este sin la aprobación de las tres asambleas y del equipo de la Diputación local de Pedro Kumamoto, pues la Creación Colectiva que buscamos construir en lo político no será sin la vocación demócrata de sus miembros. Lamentablemente no hay tiempo suficiente para ejecutar nuestros procedimientos internos (hablamos de nada más que de un día; pero en la política tradicional esto puede ser demasiado tiempo).

Hay una perspectiva adicional: el proceso constituyente ha sido de todo, menos representativo. Estamos hablando de las fuerzas partidistas más importantes del país repartiéndose el pastel solitos, como si su labor tuviera los méritos suficientes como para considerar que gozan de la representatividad de la Ciudad; como si las gestiones públicas de los líderes emanados de ellas tuvieran legitimidad para hablar de rendición de cuentas, transparencia y participación ciudadana; de combate a la impunidad; de equidad y justicia para los tradicionalmente excluidos; como si hablar de partidos en este país fuera hablar de vida democrática. Esta invitación es una muestra de que no todos los perfiles partidistas son iguales; de que hay gente adentro interesada por impulsar una nueva y mejor forma de hacer política. Sin embargo, ninguna solución vendrá de participaciones aisladas. Necesitamos coodinarnos para construir entre todos un nuevo sistema político que sí tenga como principal objetivo la toma de decisiones representativas. Por lo tanto gracias por la invitación, pero no gracias.

A pesar de lo anterior yo veo en esta experiencia el preámbulo de un montón de trabajo. Desde Wikipolítica trabajaremos por impulsar el Derecho a la Ciudad que se nos ha negado a lo largo de la historia de nuestro contexto urbano, y da gusto saber que hay personas que consideraron que mi trayectoria y nuestras causas merecían un lugar en el Constituyente. Serán esas mismas personas, más todas las demás que quieran integrarse, con quienes trabajaremos para construir la Ciudad que queremos.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Mercurio Cadena’s story.