El gato de Lyall

El chochín de Stephens es un pájaro que fue extinguido por un único gato. Y es más, esta es la historia de la única vez en la que la noticia del descubrimiento de una especie fue simultánea a la noticia de su extinción.

Esta especie era endémica de la Isla Stephens de Nueva Zelanda. Al estar en una ruta de navegación, era necesario que esta isla contara con un faro, por lo que a finales del siglo XIX el señor Lyall, ornitólogo aficionado, fue designado como farero. Para mitigar su soledad, solicitó permiso para llevar con él a Tibbles, su gato doméstico.

Al poco tiempo de llegar a la isla, el gato del farero ofreció a su dueño una captura a modo de trofeo. Se trataba de un pequeño pájaro, regordete, con alas pequeñas y redondeadas y casi sin cola. Parecía no poder volar, o en todo caso hacerlo de manera muy torpe, ya que sus hábitos insectívoros no lo hacían necesario.

El señor Lyall, nunca había visto ningún pájaro igual. Le recordaba, por sus características, a un chochín, y así decidió etiquetarlo cuando lo envió al Club de Ornitología de Londres por haber descubierto una nueva especie. Conservó todas las pieles y algunos cuerpos de los ejemplares que su gato le traía.

Pero un día Tibbles, que mientras seguía cazando y que se comía a estas aves o se las llevaba como regalo a su dueño, dejó de traerle ejemplares de ese extraño pájaro. Fue entonces cuando Lyall comenzó a buscarlo por toda la isla para encontrar nuevos individuos que sumar a su colección, del mismo modo que hicieron muchos recolectores enviados por distintos museos. Ninguno consiguió encontrar de nuevo a dicha especie, y así ha sido hasta la actualidad. Por lo tanto, toda la especie resultó extinta por un sólo individuo, el gato de Lyall. Estas aves al no poder volar estaban totalmente desprotegidas. Se extinguió en noviembre de 1895.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Hector Mendoza’s story.