Mis días de la bandera

Nunca fui abanderado. Tampoco fui de la escolta. Mucho menos estuve en la Banda de Guerra. Era de los últimos de la fila: los hiperactivos, desobedientes, gritones. De esos que no hacían sentir orgullosos a los maestros en actos públicos. De esos era. Lo recuerdo con gusto en estas fechas #DíadelaBandera.