Debe pesar el mundo

Debe pesar el mundo, tu carga y la mía.

¿Por qué no las descansas en el agua? Que pierdan masa y floten con calma.

Deja descansar a tus antepasados, ellos no pueden soltar solos las taras que siguen arrastrando.

Suelta el ancla y encuentra en mí reposo. Aunque me pese el mundo, tu también eres agua para lo que desangra.

Qué importa que sepan nadar muy bien, tu carga y la mía.