¡Las Armas Nacionales se han Cubierto de Gloria!

Telegramas oficiales del General Ignacio Zaragoza. Puebla, Mayo 5 de 1862.

10:45 hrs.

––E. S. Ministro de la Guerra.–– El enemigo está acampado a tres cuartos de la garita de esta ciudad. En los suburbios de ella y por el mismo rumbo tengo mi campamento. El Cuerpo de Ejército listo para atacar y resistir. El general O’Horan me avisa que ayer batió en Atlixco a 1,200 reaccionarios, cuya población abandonaron después de alguna resistencia. Parece que el resto de las chusmas reaccionarias se halla en Matamoros preparando su marcha para este rumbo. Todo lo que digo a vd. para conocimiento del C. Presidente de la República.–– I. Zaragoza

12:00 hrs.

––Se ha roto el fuego de cañón por ambas partes.

16:15 hrs.

––Sobre el campo a las dos y media.–– Dos horas y media nos hemos batido. El enemigo ha arrojado multitud de granadas. Sus columnas sobre el cerro de Loreto y Guadalupe han sido rechazadas y seguramente atacó con cuatro mil hombres. Todo su impulso fue sobre el cerro. En este momento se retiran las columnas y nuestras fuerzas avanzan sobre ellas. Comienza un fuerte aguacero.

––A las cuatro de la tarde comenzó su retirada el enemigo y en este momento la acaban de emprender. Toda su fuerza, como es natural, la llevan a retaguardia de sus trenes.–– Mil quinientos caballos que he podido reunir , los mandé ayer para tomarles la retaguardia. A esta hora están en Amozoc.

17:50 hrs.

––Las armas del Supremo Gobierno se han cubierto de gloria: el enemigo ha hecho esfuerzos supremos por apoderarse del Cerro de Guadalupe que atacó por el Oriente a derecha e izquierda durante tres horas : fue rechazado tres veces en completa dispersión , y en estos momentos está formado en batalla, fuerte de más de 4,000 hombres, frente al cerro, fuera de tiro. No lo bato, como desearía, porque el Gobierno sabe que no tengo para ello fuerza bastante. Calculo la pérdida del enemigo, que llegó hasta los fosos de Guadalupe, en su ataque, en 600 o 700 entre muertos y heridos, 400 habremos perdido nosotros.

19:00 hrs.

––Señor Presidente.–– Estoy muy contento con el comportamiento de mis Generales y soldados.–– Todos se han portado bien.–– Los franceses han llevado una lección muy severa; pero en obsequio de la verdad diré: que se han batido como bravos, muriendo una gran parte de ellos en los fosos de las trincheras de Guadalupe.–– Sea para bien, Sr. Presidente. –– Deseo que nuestra querida Patria, hoy tan desgraciada, sea feliz y respetada de todas las Naciones.–– I. Zaragoza.

Ignacio Zaragoza

Fuente: https://www.archive.org/stream/batalladeldemay00echegoog?ref=ol#page/n16/mode/2up

Edición: Hernán Castillo