El pecado de pensar diferente

Por el Caminante

Pensar distinto en mi país se ha vuelto casi un pecado mortal para quien tiene ideas ajenas al prójimo, algunos tildan de “facho” pobre o comunista come guaga a los que tienen ideas basadas en el estado o en el individuo que quiere triunfar.

El hecho es que hay cierto temor por manifestar ideas de izquierda, derecha o centro ya que existe la respuesta de la indiferencia, no existe el respeto, nunca regresó el respeto post régimen, nunca volvió la aceptación por las ideas en estos años de democracia.

A la vez que esto provoca que las voces tengan miedo, resulta un tremendo retroceso de algo que es fundamental a mi parecer y es ser diferente.

Ser diferente es lo que hace que una persona sea original, si alguien es igual a otro en pensamiento, color, ropa de vestir que sentido o propósito tiene esa persona en este mundo que cada vez se vuelve intolerante ante su prójimo en un siglo que debería caracterizarse en la diferencia y en tratar de aceptarla.

Si algo no te gusta, dilo sin, pero ten fundamentos y respeto. Si te critican acepta la crítica y si ellos no aceptan tu forma de pensar, de sentir, bien por ellos, no te preocupes por lo negativo que digan de ti.

La conclusión a todo esto es mi llamado a que tengan sus ideas, si son de derecha o de izquierda eso importa, por que tienes ideas y pensamientos ajenos para debatir, no teman a decir algo ajeno por que eso es lo que los vuelve originales.

Like what you read? Give El Caminante a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.