Cuando las palabras se pueden convertir en armas

Cuando los problemas matrimoniales llegan a una familia, las palabras se pueden convertir en armas utilizadas por Satanás para herir a tu cónyuge.

El fin es destruir tu relación de una sola carne. Con facilidad podría recopilar una lista de frases dolorosas que se utilizan con mucha frecuencia para herir a tu cónyuge.

Como primer lugar sin duda la frase “Yo Nunca Te Ame”, aun después de años de estar casados o posiblemente después de haber tenido hijos juntos y muchos recuerdos felices de familia, alguien declara que él o ella nunca te amo.

Usted necesita renovar su mente enfocarse y alinear lo que Dios dice en un todo, no olvidando buscar la ayuda que Dios su creador le puede dar.

¿Pero él quién más que el, tu Dios podría ayudarte?

La palabra dice: En Juan 15:9 Yo los amo a ustedes como el padre me ama a mí; permanezcan, pues, en el amor que les tengo.