Margallo y su autismo moral. Mariano (yo, adulto con autismo) y mi autismo moral

Bienvenidos al circo político, donde todo está permitido. Incluso hablar de nosotros, los olvidados. Los parias. Los muebles. Aquellos de los que nadie habla. Bienvenidos a este artículo donde una de los no personas -yo- voy a hablar de política. Y de políticos. Y de moral.

Jose Manuel García Margallo, político español, dice el 30 de agosto de 2016: “Dependerá de que si los que están en esa postura de autismo moral son capaces de superar esa postura de bloqueo y aportar soluciones a los problemas de la sociedad española en estos momentos”
Margallo: lo que has dicho hace daño, a mi me hace daño como adulto con autismo, y a todas las personas con autismo, verbal, no verbal o del tipo que sea, nos complica la vida. Puedes no hacer nada, aislándote de la realidad. O puedes pedir disculpas y colaborar en la difusión de lo que de verdad significa el autismo. Y hazlo toda la vida, porque cuando ni tu ni yo estemos en este mundo, el autismo va a seguir ahí, y solo la actitud con la que asumamos la dignidad de las personas con autismo, va a marcar como la sociedad va a tratar a las personas con autismo en el futuro. Y es que las personas con autismo somos personas, no un insulto. Una persona con autismo percibe todo más intensamente que una neurotípica, solemos tener un fuerte sentido de la ética, de modo que acabas de decir que tu oponente político tiene una moral mas sensible y ética que la tuya. Por el contexto veo que querías decir lo contrario, de modo que una vez mas, como otros antes que tú lo único que haces es faltar al respeto a los que tenemos autismo. Me da igual el partido, porque desgraciadamente continua haciéndose difícil, y cada vez más, un partido que hable con respeto de las personas que tenemos autismo. Para qué quiero todo el montón de promesas de las necesidades que tenemos, si a la hora de la verdad consideran certero utilizar autismo de modo peyorativo por parte de los que llevan este país.

En dias en que se decide si vamos o no a terceras elecciones en España, no he visto a ningún candidato con autismo. ¿Por qué en lugar de descalificarse entre sí los políticos llamándose “autista” como insulto, no tienen como candidatos verdaderos “autistas”, personas con autismo?

Lo primero que NO haríamos es meternos con otra persona por su neurodiversidad.

Ningún candidato con TEA. Ni para las primeras elecciones, ni para las segundas, y de haber terceras continue sin haberlo. Si una de cada 68 personas tiene autismo, ¿Por qué estas no están representadas?. Hay muchos políticos con familiares con autismo, pero es una pequeña parte los que activamente trabajan para convertir en parte de esta sociedad a las personas con autismo

Hace unos meses veíamos que una senadora, Virgínia Felipe, no podía jurar su cargo porque no había ni siquiera una rampa para su silla de ruedas. Cuando después de las segundas elecciones, ha jurado su cargo, lo ha hecho una semana antes que sus compañeros, ante notario, “¿Creéis que una institución que no cumple con nuestros derechos los va a hacer cumplir? ¿Qué ejemplo es ese? Por eso, hoy en día hay muchísimas personas que no pueden salir de sus casas; que no pueden desplazarse por las calles; que no pueden entrar en establecimientos públicos ni privados; que no pueden usar los medios de transporte; que no pueden disfrutar de la información y las comunicaciones. ¿Es esto dignidad? “ y yo añado: si esto se hace con personas con diversidad funcional física, donde en muchos casos puede verse su diversidad funcional, ¿Qué no se hace con las personas que tenemos una diversidad funcional cognitiva? Yo me contesto: pasan de nosotros. Y hacen todo tipo de barbaridades. Somos personas que muchas veces no podemos tampoco desplazarnos por la calle, ni acceder a establecimientos públicos o privados. En nuestro caso, por falta de adaptación a nivel cognitivo: requieren menos obras que las “rampas físicas” pero al igual que con estas, requieren de una fuerte voluntad por parte de la sociedad para que

Si yo estuviese en un cargo así, necesitaría de una rampa también. Una rampa cognitiva:

  • Adaptaciones a lectura fácil.
  • Pictogramas
  • Un asistente personal (que por otra parte ya utilizan politicos con diversidades funcionales diferentes a la mía)

Es eso un sobrecoste ¿Qué es un sobrecoste? Me manejo bien en lo visual, pero cuando veo que a cada diputado le dan una tablet, me pregunto cuantos serian capaces de manejar por terminal una tablet.

Yo podría. Pero para eso no necesitaríamos tablets, podríamos utilizar una raspberry pi para cada diputado, un ordenador de 30 euros, no de 400.

(33 euros por raspberry pi x 350, 11550 euros. Si, estoy haciendo demagogia. Como decir que se necesitan exactamente un iPad para las funciones utilizadas)

¿Es sobrecoste entonces que por las limitaciones cognitivas de los diputados neurotípicos se gasten mucho mas dinero en un iPad que en una raspberry pi? No los estoy llamando inútiles, como si hacen los políticos que utilizan la palabra “autista” de modo peyorativo. Solo estoy diciendo que todos tenemos unas capacidades diferentes.

Nota: un japonés hizo con una raspberry pi, un robot que soluciona juegos como el Candy Crush:

Hay puestos que están pensados por y para neurotípicos. Mientras en otros paises las personas con TEA podemos representar un papel en la sociedad, incluso un consejo de administración, el ejército, hay puestos vetados para nosotros.

Señores del gobierno, ¿Por que continúan vetando el acceso a muchos puestos a las personas con autismo ?— ejército, seguridad, agencias de inteligencia, o simplemente el montón de tareas rutinarias necesarias para el funcionamiento de cualquier ministerio — . Como digo desde hace meses en mis charlas , y ahora se ha hecho eco la BBC, en Israel en el ejército ya tienen una unidad compuesta por personas con autismo

Pero vuelvo al inicio. Sistemáticamente hay políticos, responsables de decidir apoyo económico a instituciones que insultan a las personas con autismo, que además nos insultan a las personas con autismo. No lo entiendo ¿Por qué en lugar de ignorarnos o insultarnos no empiezan a echarnos una mano?

No se si hay leyes, pero a mi me llega poco o nada de los derechos que pudiera tener. Es decir, una persona adulta como yo, que quiera saber sus derechos, no tiene a donde ir. Con claras y destacables excepciones en áreas como sanidad o servicios sociales, la realidad en lo público y la atención al autismo es aún un páramo. Un desierto si hablamos de adultos con autismo.

El 90% de los gastos que tengo por las limitaciones de mi diversidad funcional (desde terapias, medicación, complementos, y aquí pondría incluso la ropa — por mi hipersensibilidad sensorial-, aplicaciones de pictogramas, etc) les tengo que hacer frente yo. Parece normal que dependiendo donde vivas tienes derecho o no a tener acceso a la salud. Porque si no hay un protocolo hay personas con autismo que simplemente no van al médico.

Una de cada 68 personas tiene autismo. Basta ya de tratarnos como muebles. Como apestados. Lo que apesta es que la única unión que veo en este pais en las personas públicas -políticos, personas que salen por los medios de comunicación — respecto al autismo, es la unión de utilizar peyorativamente el término autista”. Si , soy autista. soy una persona con atención al detalle, intento ser honesto, intento hacer las cosas bien, y muchas veces, como cualquier persona, no entiendo las cosas.

¿Qué es lo que hacen las personas que si repudian este comportamiento? Quizás saquen una nota de prensa, una queja, pero en las distancias cortas les cuesta enfrentarse a su medio , a su alrededor, todos justifican ese uso. Todos lo justifican. Todo esta tan justificado que al final está totalmente justificado que a ese tio raro que va con los cascos y se pone a gritar pidiendo ayuda en las oficinas de la piscina , que esta justificado burlarnos de el , de su falta de vocalización, de sus aspavientos y estereotipias. Es como si los que somos diferentes, los demas tuvieran un abono, como el del transporte público. Y ese abono te da derecho a meterte, humillar, vejar, o hacer lo que quieras, durante un rato, al que ves diferente, sin que nadie en la sociedad se extrañe

Termino esta parte del artículo con algo que tendría que ser de broma y da miedo. Es el argumento de una peli, que va donde quieren ir a por ti: “the running man” -en España, “el corredor”- , de 1987:

“En el año 2017 la sociedad se ha convertido en un estado policial en el cual se censura toda actividad cultural. El gobierno apacigua a la población retransmitiendo una serie de concursos de televisión en los cuales criminales convictos luchan por sus vidas. El más popular y sádico es uno parecido a los combates de gladiadores llamado The Running Man, presentado por el despiadado Damon Killian, en el cual corredores intentan evitar a los “cazadores” y a la muerte. Aquellos que escapan y “ganan” son perdonados y puestos en libertad"

Mariano -ese soy yo — y mi autismo moral.

Estaba de vacaciones. Mis primeras vacaciones en mucho tiempo de estar en paro — Sí, tengo que escribir sobre el trabajo-. Estaba viendo a mi madre. Iba a pasear con Woody en un sitio muy tranquilo, -no por escapar de la gente, simplemente paseaba por una zona tranquila , ideal para mi hipersensibidad sensorial, en un pueblo, una mañana , cuando un chico -mayor de edad- , que no se de dónde ha salido, se pone a hacerme gestos que no entiendo (recuerda, tengo autismo y seguramente era evidente que me queria pedir la hora o hablar de cine pero no se en ese momento que quería decir su rostro). Otras personas le acompañan. Son cinco en total, una de las personas que le acompañan es una chica. Todos mayores de edad. No le recriminan nada. Han de pasar unos segundos hasta que me doy cuenta que se está burlando de mi. Siempre tardo, no siempre me entero y cuando soy consciente, es un bajón intenso, porque la mayor parte de las veces ni me doy cuenta, y si me doy cuenta es que verdaderamente se están metiendo conmigo. Por mis cascos o por lo que sea. Siempre por algo.

— ¿Qué te pasa? — le pregunto

Él continua haciendo burla.

— ¿Por qué te estas burlando de mí? — Mi vocalización no es buena. Tartamudeo porque no entiendo nada y eso me da ansiedad. Lo digo siempre: el autismo no me da la más mínima ansiedad. Es el estar en un mundo que no entiendo, como me pasa en este momento, lo que me da ansiedad. Este aparentemente sencillo dato , lo tendrían que tener en cuenta familias de personas con autismo , y profesionales del ámbito que sea.

El hombre ya no se aguanta la risa, alguno del grupo sonrie también. Woody ha hecho caca y el hecho de recogerla en una bolsita , que es lo que acababa de hacer cuando comenzó la burla, le hace gracia. Siento que Woody, muchas veces mi guia, ese perro con el que no puedo pasar a los sitios por burocracia (por no tener un curso de perrito de asistencia de personas como yo, si bien hace su labor condenadamente bien), y que me suele indicar mejor que por palabras como está el entorno e interpreta mejor que yo a las personas, se ha puesto nervioso y se mantiene alerta.

Woody es estupendo y me respeta mas que la media de las personas que coinciden conmigo en los lugares públicos.

— Aquí nadie se está riendo de ti — afirma decidido. Él cambia su expresión y ahora es algo serio. Su voz se reafirma con fuerza. Sus acompañantes ¿amigos? dejan de sonreir con el, al ver que yo le he hablado a su lider. Que debe medir camino de metro noventa. Yo no soy muy alto.

¿Por que te metes conmigo? — pregunto — Tengo autismo por eso hablo así y por eso llevo los cascos ¿Me he metido yo contigo?¿Te he hecho algo, te he dicho algo? ¿Por qué has venido a meterme conmigo? — (tuvo que desviarse de su camino, para venir a burlarse de mí) A estas alturas mi tartamudez, estereotipias y demás, son más que evidentes (como ya he dicho otras veces, dependen de mi estado de cansancio, ansiedad, sensorial y otros factores, no me expreso siempre exactamente igual). Y a mi me da exactamente igual porque mis sentidos han puesto el volumen al máximo y me marea todo. Lejos de hablarme en voz mas baja o tranquila, me grita.

Oye , ¡¡¡Que aquí nadie se está metiendo contigo!!!¿¿¿VALE??? ¡¡¡ASI QUE MUCHO CUIDADO!!!¡EHHH!!!¡¡Y no te aproveches de tu discapacidad!! ¿EH?— Y yo pienso si no se mete conmigo porque primero se burla y después me amenaza. En ese momento me da igual todo Me da igual que sean más , más fuertes, más jóvenes. Solo estoy harto. En ese momento estoy harto, harto de todos los políticos que utilizan “autista” para insultar, todos los humoristas que utilizan “autista” para burlarse de nosotros. Este , como tantos, se siente autorizado a utilizar su “derecho a meterse diariamente con un tonto”.

Les damos exactamente igual a la sociedad. Toda la sociedad que lo único que hace es oir que “autista” solo son los niños, que después seguramente se curan con pastillas o yendo a gimnasia y no se hacen mas mayores porque son siempre niños. Los autistas son los que no hablan ni ven ni sienten ni hacen nada ni tiene capacidad para nada. Estoy cansado de las empresas que no dan oportunidades porque somos unos “autistas”, como eso fuese un sinónimo de incapaces. Por favor que alguien me diga de una vez como hago para aprovecharme de mi discapacidad. Porque estoy seguro que no tengo ni el diez por ciento de derechos ayudas o lo que sea al que tengo derecho, mi propia diversidad funcional y sus limitaciones me impide que lo busque por mí, y todos están muy felices con la situación. Pero que clase de broma es esta.

¡YO NO NO NO TEEE HECHOO NAADA! ¿¿POR QUÉ TE METES CONMIGO? ¿CREES QUE LLEVO ESTO -me quito mis cascos y los señalo- ¿POR GUSTO? — y dejo caer la bomba:

— ¿SI TUVIESES UN HIJO COMO YO TE BURLARIAS DE EL ? TE METERIAS CON EL COMO TE ESTÁS METIENDO CONMIGO? — Le grito vocalizando lo mejor que puedo. ¿Si dentro de diez años tienes un hijo con autismo vas a dejar que todos se metan con el?

VALE YA ¿EH? Que yo no sabia que tenias discapacidad

O sea que si tengo un aspecto que tu consideres que tienes derecho a meterte conmigo, te metes conmigo, excepto si tengo discapacidad. ¿por que te has venido a meter conmigo? ¿Sabes lo que es eso?¿Sabes lo que es que te pase esto siempre? ¿Se puede saber por qué has venido a por mí y no me has dejado en paz?

Vale ya , EH! CUIDADO!— Me empieza a amenazar fisicamente

Pues si vale ya, a ver si me partes la cara y no tienes que verme más, pienso.

La gente mira. En la calle, como cuando tenia ocho años y me rodeaban los abusones, nadie se mueve por mí.

Los votantes del partido que sea ven como el autista y el gigante discuten. Los acompañantes se sienten verdaderamentes incómodos.

— Pero déjalo hombre! Le dicen cuando ven que quiere pegarme

— Y vosotros no le decís nada, que también os hacía gracia? Y tu, la única chica, que dice de esto?

— CON LA CHICA NO TE METAS!!!!! — dicen los cuatro al unísono

Contra lo que pueda parecer , un gesto más de machismo. No la humillé ni la vejé como ellos si hicieron con su comportamiento: solo le estoy preguntando.

— ¿Que harías si tu hijo tuviera autismo?¿Te meterías con el también? ¿Te gustaría que se metieran con el?

Ya nadie dice nada. Ya no hay risas. Pone cara seria. Me ha llevado 40 años poder verbalizar lo que pienso y lo que siento. Todos se alejan. Los expectadores y votantes a su aire.

Yo estoy llorando.

Temblando

Woody, que ha permanecido conmigo se me acerca.

Me acompaña de vuelta.

Me tengo que tomar una medicación . No, no haría daño a nadie, ni me lesionaria: pero tu, que lees esto y que no tienes autismo, como crees que se sentiría tu cuerpo si te pasase esto, si lo hiciese además con el volumen amplificado al máximo? Yo solo queria dar un paseo con Woody , tranquilo, y ahora me tengo que meter en una habitación, con el cuerpo aún temblando. Bajar la persiana. Apagar la luz. No soy capaz ya de verbalizar. Intento decir, sin conjugar palabras, lo más básico, para que la familia me deje echarme en cama tranquilo y que sepan que si estoy asi a primera hora de la mañana, no es por mi, no es por el autismo, no es por mi hipersensibilidad sensorial, ni mi prosopagnosia. Es porque a veinte imbéciles, al que me quiso pegar, a sus amigos, y a las veinte personas que estaban por la zona, veían como normal lo que estaba ocurriendo.

Son las nueve y veinte de la mañana todavía, había salido antes de las nueve. Hoy será, y aún es, un día de mierda. Un día perdido. Ellos no necesitaran terapia, ni medicación, ni atención. Ellos no necesitan unos cascos que me ponen en la diana de sus vejaciones. Ellos no . Ellos votarán. por un político, por otro, de esos que se llaman autista unos a otros para insultarse. Y nadie se planteará que es el autismo . Estamos ahí para servirlos. Para servir de envite.

Eso, para mi , no es moral, y no tiene nada que ver con el autismo.


(Por favor, mira el enlace anterior si no te gusta el uso despectivo de “autista” y sus consecuencias sobre las personas que tenemos autismo)


Todo esto es positivo. Por qué estoy en un trabajo donde si me tienen que llamar la atención no va a ser por mi autismo, sino porque lo pueda hacer mejor. Y porque si me ha pasado esto es porque estaba de vacaciones, es decir, que un trabajo me esperaba a la vuelta. Y era yo el que estaba intentando pasear con Woody tranquilamente, sin meterme con nadie. Lo que quiero es que mas personas con TEA, con autismo puedan hacer lo mismo. Puedan tener una vida totalmente normal, pero normal en el sentido no de muebles sino de partícipes de la sociedad.

Porque así llegará el momento que si hacemos frente a todos estos que todavía se pasean con su bono de tontos, se den cuenta con que aquí los únicos tontos son ellos.

Like what you read? Give hipersintiendo a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.