John Green y sentirse el peor escritor del mundo

O, los reconocerás por el «Síndrome del impostor»

John Green, ladies and gentlemen

Soy demasiado mayor, cascarrabias y mayor de nuevo para ser el «lector objetivo» de John Green, pero el hombre ha triunfado como escritor entre su público (y el que no lo es tanto) así que a cada uno, lo suyo. Y he de reconocer que al principio no sabía quién era, luego no hice mucho caso y tras leer alguna entrevista, pues no me cae mal el hombre.

Sufre de trastorno obsesivo, ansiedad, odia la promoción y la alfombra roja, y muchas interacciones con sus fans y multitudes le resultan incómodas. Y es sincero sobre ello si le preguntas, lo cual es refrescante en un mundo donde las entrevistas a escritores son folletos de promoción insufribles. Nada se sale del guión y nada es más aburrido que las respuestas de un escritor, cuando tendría que ser lo contrario, cuando a lo mejor antes eso era lo común y ahora es lo raro.

Hace un par de días, Green hizo un «AMA» un ask me anything en la web Reddit, y allí comentó algo interesante sobre el oficio de escribir. La interacción fue tal que así:

PREGUNTA: Todo lo que he hecho en estos dos años ha sido escribir y me siento vacío. Estoy aterrado de que mi voluntad de escribir se haya ido y no vuelva. ¿Se ha sentido alguna vez así y, en ese caso, cómo salió?
RESPUESTA: Me siento así todo el tiempo […] en incontables ocasiones siento que soy, literalmente, el peor escritor de la Tierra, y que soy un completo fraude. Me siento como un fraude todo el tiempo, y todavía no siento que sepa cómo escribir una novela, y llegados a este punto, dudo que alguna vez lo sepa.
La única manera de superar eso para mí, es encontrar placer en el proceso de escribir, o encontrar valor en él. Incluso cuando soy un asco. Incluso cuando no hay manera de que algo de lo que escriba vea la luz del día. El acto de intentar escribir debe sentirse valioso por sí mismo, o estoy condenado.

Ya he hablado alguna vez del síndrome del impostor, y es gratificante que Green, alguien a quien a priori no le hubiera concedido mucha atención, hable de él, igual que hable con sinceridad del proceso de escribir, lo que significa e implica. Mientras la mayoría habla de sueños cumplidos, de amar lo que haces, de ser la mejor novela que han escrito y todas esas nimiedades que inducen al bostezo en las entrevistas a escritores, aún quedan algunos que dicen lo que sienten, sin guión y sin mirar consecuencias. Es un puñado (muchos suelen ser buenos) que aún dice lo que piensa, escritores que no han hecho de sus discursos un montón de obviedades de futbolista.

No esperaba a Green entre ellos, y no lo leeré porque simplemente no escribe para mí y sus libros no me llaman la atención, pero sí lo escucharé cuando hable de escribir y de otras cosas.

Al final eso es también contar historias y supongo que todo escritor quiere que lleguen a algún lado.