Los pesebres, patrimonio intangible de Jujuy

La Navidad adquiere en Jujuy matices muy particulares, fruto del fuerte arraigo de la población local a la tradición religiosa incorporada durante la evangelización española. La fuerte devoción para celebrar el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, en lo que se denomina la Adoración del Niño Dios, posee en Jujuy dos manifestaciones esenciales que la hacen única del resto del país, Los Pesebres y La Danza de las Cintas.

La devoción de la gente se advierte con mayor expresividad en el despliegue del pesebrismo y de las Adoraciones al Niño”.
Tal vez la provincia que mayores preparativos realiza en torno al nacimiento del Niño Jesús, es la Provincia de Jujuy

Ya te contamos sobre las Danzas de las Cintas, en este segundo artículo te contamos sobre Los Pesebres

La natividad conserva en la Quebrada, piadosas y antiguas tradiciones religiosas como son la representación del pesebre o nacimiento y las denominadas adoraciones en honor al Niño Jesús”.

Las fiestas navideñas en la Quebrada de Humahuaca y en toda la Provincia de Jujuy poseen particularidades como la costumbre de armar Pesebres que se arraigó desde época colonial y se mantiene hasta el presente.

En la puna y en la quebrada es posible distinguir diversos tipos de Nacimientos: como son los pesebres públicos (que se realizan en los atrios de las iglesias — o en su interior -, en las plazas o en cualquier espacio al efecto). A su vez estos nacimientos se pueden subdividir en “Estáticos” — están compuestos por una cantidad de figuras que representan a los diversos personajes- y los “Vivientes” — en los que los personajes están representados por personas y animales reales.
A su vez hay Pesebres Privados que se realizan en casas y oratorios, los que también se subdividen “Íntimos o de devoción doméstica” y los de “puertas abiertas” (nacimientos que se hacen en casas particulares, que se mantienen abiertas para ser visitados por los vecinos.

El Niño Jesús, la figura central del pesebre en su pequeño y humilde lecho, recibe diferentes nombres según la zona: “Niño Jesús, Niño Dios, Niño Manuelito, o simplemente Manuelito, así como Cuzqueño, esta última denominación remite más precisamente a la imagen y su vinculación al lugar”.

En este sentido, los pesebres y los niños adoradores con sus bandas de música, se suman con sus vestimentas coloridas, sus danzas y sus cantos para adorar a los pesebres familiares y de las iglesias.

Si todavía no decidiste dónde pasar las fiestas navideñas, Huacalera es una buena opción para celebrar esta Fiesta Cristiana. Además, en las casas particulares con nacimientos íntimos de puertas abiertas es costumbre que entre adoración y adoración se convide a los niños, y a todos los presentes, con bebidas (chocolate y gaseosas), buñuelitos y tortas fritas caseras.

¿Te gustaría pasar la Navidad en la Quebrada? Si te gustó la idea, escribinos que te decimos como llegar y como vivir esta experiencia.

Like what you read? Give Hotel Huacalera a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.