Vicente Suárez, héroe y poblano de corazón

Apenas era un niño. Contaba con 12 años de edad y algo tenía seguro: pertenecer al Colegio Militar. Fue el 21 de octubre de 1845 cuando Vicente Suárez solicitó su admisión y lo incorporaron a la Segunda Compañía de Cadetes.

Los que saben dicen que era delgado, nervioso y de constitución delicada, pero de mirada viva y de ánimo resuelto.

Entre 1846 y 1848 nuestro país sufrió la intervención de Estados Unidos. El motivo del conflicto fue la pretensión expansionista de los Estados Unidos y el pretexto fueron presuntas violaciones territoriales en la zona de Texas.

Los estadounidenses entraron por el norte de México y desembarcaron también en el puerto de Veracruz. El último punto antes de apoderarse de la Ciudad de México era precisamente el Cerro de Chapultepec, donde se encontraba el castillo sede del Colegio Militar.

Según los registros militares del Archivo General de la Nación, el Castillo de Chapultepec sólo fue defendido por 400 hombres, y unas decenas de cadetes. Ahí estuvo Vicente Suárez.

Seguía órdenes del capitán Alvarado, y se dice que repelió a los primeros estadounidenses que se acercaron al Castillo de Chapultepec.

Murió a los 14 años de edad, con todo el futuro por delante. Fue un valiente al defender su patria ese 13 de septiembre de 1847, en el Castillo de Chapultepec.

La Intervención estadounidense en México finalizó con la firma del tratado de Guadalupe Hidalgo, que fue redactado en su totalidad por Estados Unidos y por medio del cual los norteamericanos se apoderaron de Texas, Arizona, California, Nevada, Utah, Nuevo México y partes de Colorado, Wyoming, Kansas y Oklahoma.

Hoy, México honra al poblano nacido en Xochitlán de Vicente Suárez y otros 5 jóvenes que perdieron la vida en la Batalla de Chapultepec. Los Niños Héroes.

En 1947 se halló una fosa común en la ladera del costado sur del cerro de Chapultepec. Fueron encontrados ahí seis cuerpos y aunque no se les hizo ningún estudio forense se identificaron oficialmente como los restos de los seis cadetes muertos 100 años atrás.

El Altar a la Patria al final del antiguo Paseo del Emperador (hoy Paseo de la Reforma) fue inaugurado el 27 de septiembre de 1952. Los restos de los 6 cadetes están depositados ahí.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.