Marxismo cultural en Paraguay. Hugo Vera Ojeda

Ley de género, contra la discriminación, pro aborto, que obliga a la educación sexual en escuelas y un larga lista, son parte de toda una estrategia global, eficaz y terrorífica llamada Marxismo cultural. Fue diseñada en los años 30 por la denominada escuela de Frankfurt.

Tienen varios referentes intelectuales pero se destaca el fundador del partido comunista italiano, Antonio Gramsci. De cierta forma, en Paraguay es relativamente nueva la advertencia sobre el fenómeno, lo que les llevó una gran ventaja ese silencio, para tomar casi por completo nuestras instituciones, hoy no sólo tenemos mallas curriculares infestadas de marxismo sino que legiones de maestros muy adoctrinados dentro de esa ideología.

La dictadura de Stroessner si bien lo frenó momentáneamente, el movimiento es tan poderoso y brutal que ha logrado hasta poner un Papa como Bergolio, que dota de cierta autoridad a la ideología comunista. Recordemos que entre tantos discursos camuflados a favor de esta ideología totalitaria y su abierto apoyo a tiranías como la Venezolana y Cubana, este Papa sostuvo que "el pensamiento que más se parece al cristianismo es el comunismo" Ni más ni menos la ideología que asesinó más cristianos que el propio Emperador Dioclesiano.

El horno no está para bollos a nivel global y mucho menos para nosotros en Paraguay. El método usado por el marxismo cultural es tan imperceptible que se los pasan hasta a nuestros hijos sin que lo notemos. Por ejemplo este video muestra un programa "para niños" que se pasaba en España entre 1984 y 1989, lo que explica cómo este país ibérico, prácticamente está en las garras del comunismo y que el movimiento PODEMOS no es fruto de ningún accidente.

En Paraguay el movímiento global tiene infiltrado todos los partidos políticos, con Diputados y Senadores incluidos, a sabiendas o aprovechándose del bajisimo nivel intelectual de muchos de ellos. Están viniendo con una fuerza que no podremos contenerlos porque ya han pasado a la siguiente etapa del adoctrinamiento y es la de ejecutar esas ideas sancionando leyes pro género, pro gay, pro ambiente y todo lo que tenga que ver con segmentación de la sociedad, creando leyes para cada subgrupos.

Detengamos esta locura, pensemos en nuestros hijos, en nuestras instituciones occidentales. Viralicemos toda información que tenga que ver con marxismo cultural. Debemos unirnos más allá de partidos políticos o asociaciones con diversos fines. Te invito a viralizar está misma información y usemos el hashtag #frenaelmarxismocultural

Hugo Vera Ojeda

Presidente de la Fundación Issos

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.