Las 6 cosas que comprobé en Retos Públicos de Codeando México

Este año Codeando México me invitó a evaluar las propuestas para los Retos Públicos, lanzados en colaboración con la Coordinación de la Estrategia Digital Nacional y que permiten que pequeñas empresas compitan por un contrato del Gobierno Federal. Revisar alrededor de 100 propuestas fue una gran experiencia y me permitió comprobar algunas cosas.

1. Leer los objetivos es el camino

Una y otra vez leí propuestas que no cumplían los requisitos: no pusieron atención a lo solicitado, no leyeron, no se enteraron o simplemente no se interesaron en los objetivos del reto. Hacer una lista de los elementos a evaluar es la mejor manera de no perder puntos en el camino y cubrir las necesidades del proyecto.

Por ejemplo, uno de los puntos más olvidados era hacer que la aplicación fuera accesible para personas con discapacidades; para cumplir el punto bastaba con consultar el sitio de la Web Accessibility Initiative de la World Wide Web Consortium (para encontrar guías, ejemplos, casos de estudios y recursos ).

The power of the Web is in its universality. Access by everyone regardless of disability is an essential aspect. — Tim Berners-Lee

2. El curriculum corto, lo que importa es lo que has hecho

Hubo curriculums extensos sin enlaces a ningún proyecto, LinkedIn o GitHub. Recuerdo mucho un post de @duopixel en el cual da recomendaciones para pulir el curriculum: si para una persona de recursos humanos debe ser complicado revisar curriculums extensos, para una persona que está evaluando un proyecto es mortal.

Tengo la seguridad de que sucede lo mismo con los cientos de curriculums que llegan a las empresas. “Ufff, que tedio, otro curriculum de cinco hojas”. Por allí me contaron que la gente de recursos humanos de una empresa transnacional tiraba los curriculums de más de una página sin verlos, bajo la premisa de que — si no saben hacer un curriculum, mucho menos van a saber hacer el trabajo.

3. El diseño es buen negocio

Entre propuestas que tenían un gran nivel técnico y desarrolladores destacados detrás de ellas, lo único que las diferenciaba era el diseño y se notaba cuando faltaba ese feeling. Para un desarrollador puede ser menos doloroso buscar un buen diseñador con conocimientos en html/css que diseñar, sobre todo si buscas venderle a dependencias gubernamentales (compitiendo con otras 50 empresas).

Ser desarrollador, diseñar, administrar el proyecto y tomar decisiones no es el mejor camino. Las mejores propuestas incluían entre dos y cuatro personas con perfiles que se complementaban entre desarrolladores y diseñadores.

The Design Council tiene casos de estudios y reportes sobre cómo el diseño influye positivamente en los negocios, los servicios y la vida cotidiana.

Design is everything, because without it we have no business. Anybody can design a decent product. They can’t all design outstanding products. So, design is the differentiator. — CEO, Pentland Brands plc (owners of Speedo)

4. Los títulos corporativos no son sinónimo de saber hacer

Leer casi ochenta perfiles de directores de empresas con tres personas, me resultó cansado y aburrido. Además me hizo dudar de la capacidad del personal de concluir el desarrollo de la aplicación, porque cuando el objetivo es hacer, lo que menos importa es el título.

“Hay gente que cree que cargar unas maletas, o hacerse un café, o marcar un número telefónico, ofenden su dignidad. Prefiere quedarse inmovilizada, a veces mucho tiempo, mientras consigue quien le dé el servicio.” — Gabriel Zaid, El progreso improductivo

5. Las ideas cuentan solo si las ejecutas

Era evidente cuando una propuesta tenía invertido tiempo, trabajo y experiencia: había calendarios realistas, objetivos alcanzables, mapas, mockups, e incluso demos de lo que sería la aplicación. Por el contrario, hubo propuestas con ideas grandiosas pero sin material que las sustentara, o con mockups que no representaban lo que proponían.

6. Acciones para cambiar las condiciones en México

Iniciativas como Retos Públicos se agradecen porque abren oportunidades de desarrollo a lo largo de toda la república. Por ejemplo, hubo una propuesta de un equipo de la Sierra Norte de Puebla (un lugar con un índice de desarrollo humano peor que el del Congo) que incluía, a manera de disculpa, una descripción de lo intermitente que era su internet, de lo pobres que eran, y de las maravillas que harían si se les asignara un contrato de $350,000. Aunque su propuesta distaba mucho de ser la mejor, considero que Retos Públicos, a largo plazo, generará propuestas de valor a nivel local que mejorarán las condiciones económicas a nivel nacional. Sobre todo porque los retos son un modelo experimental, y @CodeandoMexico está en un proceso iterativo que incluye retroalimentación sobre las inquietudes que se generan para mejorarlo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.