Aprende a Agradecer

En nuestro camino como emprendedores, empresarios y seres humanos en general es importante dar gracias. No solo por el hecho de que la gente merece que se le reconozca el papel que ha tenido en nuestra vida, si no más bien por que es realmente saludable para ti como individuo.

En el mundo de hoy, el acceso a la información es casi inmediato e ilimitado. Este hecho aunque fantástico, afecta nuestras psique moderna. Y aunque las cosas de hoy nunca son como las cosas de ayer, y eventualmente las nuevas generaciones se distancian de las generaciones pasadas en escalas logarítmicas.

Agradece en Forma Personal

Hoy día vivimos un evento de separación generacional de escala logarítmica. Nosotros –los adictos a la tecnología– tendemos a comunicarnos más a través de dispositivos electrónicos que de forma personal, y sin embargo la regla dice que solo el 7% de la comunicación es verbal.

Aunque esta última aseveración es más bien falsa, entendemos de ella que existe mucho más en la comunicación que solo el mensaje. El tono de la conversación y el lenguaje corporal son parte fundamental para transmitir el mensaje. Y en los medios digitales y escritos, reflejar tono es muuuuuy díficil.

Ya no hablemos de reflejar lenguaje corporal, lo cual es improbable. Aunque estoy seguro de que hay quienes pueden estudiar estas palabras para saber cual es la forma en la que estoy escribiendo en este momento. Saber si estoy relajado, si este es un artículo que pensé durante mucho tiempo, si tiene suficientes ediciones, si maneja un mensaje claro y conciso. Algunos de ellos estarán en lo correcto. Más no es algo que la gente puede discernir con una simple lectura.

Al desprendernos de la forma tradicional de comunicarnos, también nos hemos desprendido de la buena costumbre de agradecer por las oportunidades, es algo que como cultura estamos dejando atrás.

No es un cambio para bien o mal, solo un paradigma socialmente aceptado en nuestros tiempos. Pero un gesto sencillo puede llevarte lejos. Especialmente en las sociedades de Alto Contexto.

El Contexto

Basado en el trabajo de Edward T. Hall, Alejandro Colorado resume la diferencia entre las sociedades de Bajo Contexto y de Alto Contexto de la siguiente forma.

Sociedades de Alto Contexto

Las sociedades de alto contexto, son culturas donde la comunicación no recae 100% en lo que se transmite verbalmente. Es decir, lo que se dice, no es lo que se quiere decir.

Si eres mexicano o latino y como yo, en algún momento escuchaste a tu madre o tu mujer decirte “Haz lo que quieras”. Tu sabes bien lo que eso significa

No me importa lo que quieras, haz lo que te estoy diciendo que hagas.

Sociedades de Bajo Contexto

En países pertenecientes principalmente a Europa Occidental (Salvo Italia, España y Portugal por su carácter más bien latino), Estados Unidos y Canadá. Son culturas donde lo que se dice es lo que es. En estás sociedades tu palabra es tu promesa, y se espera que la cumplas.

Aunque quizá el “Haz lo que quieras” signifique lo mismo en todo el mundo.

Ahí esta el Detalle

En sociedades de Alto Contexto donde lo que se dice no significa lo que se dijo. Ser agradecido, puede resultar particularmente benéfico debido a futuras recomendaciones.

Quizá en este tipo de sociedades el gesto o detalle de agradecimiento debe ser más bien físico.

Como una canasta de frutas, una botella de cognac o una caja de habanos y una nota de agradecimiento.

En sociedades de bajo contexto, donde lo que se dice es lo que es, es importante anunciar tus intenciones con la persona que estás tratando de agradecer.

Esto es tan sencillo como después de la negociación decir a uno de los jugadores clave que te ayudaron a cerrar el negocio algo como:

Quiero invitarte a comer para agradecerte por toda tu ayuda en este caso.

Es importante que no dejes que tu pre-disposición de alto o bajo contexto dicte la forma en que agradecer a la gente. Piensa que el gesto de agradecimiento debe permitir que ellos se sientan cómodos. Algunas personas pueden pensar que no te hicieron ningún favor y simplemente rechazar cordialmente tu invitación.

Cuando esto suceda no lo tomes personal, solo piensa en una forma de agradecer que no comprometa sus intereses o su apreciación de tu empresa y tu persona. Recuerda que es un detalle de agradecimiento, no un pago por servicios presentados.

Usa tus palabras. Es lo que siempre me digo a mi mismo cuando llego a algún lugar y alguien está comiendo. Cuando llego a cualquier lugar y alguien ya esta ahí. Saludar y ser cordial abre muchas puertas. Y si no es mucho pedir, intenta también sonreir.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Iaax Page’s story.