Carlos Ruzzier

Escultor nacido en Italia en 1879, conoce el amor en una exposición de arte y decide mudarse a Argentina junto a ella, donde construye su casa y forma una familia.

Iara Latorre 1°a Turno Tarde

Carlos Ruzzier: de Trieste a Versalles

Escultor que deja su vida en Italia y decide cambiar de aire luego de haber conocido al amor de su vida y se muda para Argentina.

El escultor Carlos Ruzzier nació en octubre del 1879 en Trieste, Italia. No tenía hermanos y comenzó su carrera artística alrededor de los 20 años.

Ruzzier se mudó a Budapest a estudiar en 1899 donde descubre su pasión por el arte. Y junto a uno de sus compañeros de oficio decidieron esculpir dos leones que hoy se encuentran en el Palacio Real de Budapest.

En 1907 con apenas 28 años conoció en una exposición que realizaba junto a su amigo y compañero a Bianca Martinelli. Una mujer argentina, dos años más grande que como buena amante del arte visitaba italia en busca de nuevas ideas, pero lo que encontró fue el amor de un Italiano. Meses después de haber estado saliendo Bianca quedó embarazada de su primer hijo al que le pusieron de nombre Angello.

Dos años después cuando Carlos tenía 30 años, junto a su mujer decidieron tener otro hijo, buscaban una hija mujer pero el destino les dió otro varón, al que le pusieron Marco.

En 1914 a los 35 años decidió migrar en Argentina junto a su mujer y sus dos hijos. Aunque sus hijos ya no vivan, si están presentes sus nietos hoy de 75 y 80 años. “Imaginate que a mi edad ya muchos recuerdos no tengo, pero siempre me dijeron que tengo el mismo mal carácter que él” cuenta Claudio, su nieto menor, cuando se le preguntó acerca de los recuerdos que tiene sobre su abuelo, y agrega “solo sé que era una muy buena persona y muy familiero”.

En un comienzo realizó esculturas para frentes y jardines y de eso viviía y mantenía a su familia. Cinco años después compró unos terrenos en el barrio de Versalles en la esquina de Santo tomé y Manuel Porcel de Peralta donde contruyó su casa.

“Yo no tuve la buena suerte de conocer ni a Carlos , ni a su mujer, e incluso a sus hijos, pero de la manera en que fueron educados sus nietos supongo que todo es de familia” dice Margarita, la mujer de uno de los nietos del escultor Italiano. La actual inquilina de la casa ubicada en esa esquina de Santo Tomé y Porcel de Peralta manifiesta que la casa “es un regalo de dios” porque a pesar de que fue construída hace mas de 60 años y por más de que había que hacerle los arreglos necesarios debido a la antigüedad, nunca hubo un problema irreversible con respecto al techo, paredes o alguna cañería.

Un descubrimiento que causó mucha sorpresa fue que el escultor Carlos Ruzzier fue el primer maestro de arte del muy famoso escultor Antonio Pujía a los 14 años.

En el barrio de Versalles, Carlos, realizó diversos trabajos en edificios, también hizo un bajo relieve que se encuentra en la plaza Ciudad de Banff. En una alegoría a Manuel Belgrano, un homenaje a la Bandera.

Éste personaje histórico que pasó de las calles de Italia a las de Argentina, murió en 1956 a los 77 años.

https://www.google.com.ar/maps/place/santo+tome+y+manuel+porcel+de+peralta+esquina/@-34.6270602,-58.5245599,3a,75y,247.11h,90t/data=!3m4!1e1!3m2!1sslxFJHHSJz1yQ8jtKQEinA!2e0!4m2!3m1!1s0x0:0x5eea44b232e261e8?sa=X&ved=0CBsQxB0wAGoVChMIhLrBhe7gyAIVyxuQCh3w_Amn Imagen la casa construída por Carlos Ruzzier actual, año 2015

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.