Esteladas de humo

La bandera polémica que genera graves problemas solo con mirarla, dicen.

Ayer, el Partido Popular creó una polémica de la nada al decidir que tenía que prohibir las esteladas en la final de la Copa del Rey de fútbol para evitar un problema inexistente.

Gracias a esta medida, en los medios de comunicación y en las redes sociales se han dedicado multitud de horas a debatir si es o no es legal que una persona individual lleve una bandera que ni es ilegal ni ofende a nadie a un campo de fútbol.

Como era de esperar, hay personas que fingen creer que una bandera que no incita al odio ni a la violencia puede suponer un grave peligro para la seguridad de las personas porque… Bueno, no está claro el porqué. Lo curioso es que ni siquiera todo el Partido Popular secunda esta medida censora, aunque sí lo hace gente de otros partidos como el PSOE.

Resulta particularmente llamativo que la delegada del gobierno tenga la santa moral de decir que interviene políticamente sobre un partido de fútbol para evitar que se “mezcle la política y el deporte”.

Es indignante, además, que la misma delegada del gobierno que considera terriblemente peligroso que haya ciudadanos que lleven banderas pacíficas y legales al fútbol considere, en cambio, que es muy buena idea y totalmente aceptable que un grupo nazi se manifieste en Madrid un día antes del partido.

Eso sí, mientras perdemos el tiempo debatiendo este nuevo ataque del gobierno a los derechos civiles de los ciudadanos, no hablamos de la Gürtel, ni de la Púnica, ni del caso Bárcenas, ni del caso Nóos, ni de los papeles de Panamá, ni…

Cualquiera podría pensar que se trata de una medida electoralista, pero ya ha aclarado Concepción Dancausa que nada más lejos de la realidad, que prohíbe las esteladas únicamente para proteger a las personas de los terribles riesgos que conllevan.

No seamos malpensados, es todo por nuestro bien.

Like what you read? Give Josep Tarrés a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.