Vivir es aprender y aprender es avanzar

Cuando paras de aprender dejas de vivir. Los muertos no aprenden por que dejaron de vivir. Pero aprender no es sencillo, puesto que te obliga a dejar el terreno conocido y partir hacia lo que no conoces. Eso puede ser una experiencia dolorosa por que nuestra inclinación natural nos impulsa a transitar el territorio por donde siempre hemos viajado. Aprender nos provoca un temor inconsciente ya que nos lleva a adentrarnos en aguas profundas, a dejar la comodidad de lo que conocemos y aventurarnos por horizontes que la razón nos dice que son mejores aunque el instinto nos pide que huyamos. Tal vez por eso mucha gente que podría aprender, no aprende. Se queda atada a sus conceptos pasados. No avanza, prefiere permanecer en la mediocridad de lo siempre vivido.

Alejandro Bullón