Constituir una empresa en Delaware: 3 casos prácticos

El IRS (Servicio de Impuestos Internos) de Estados Unidos está muy ocupado dando caza a los activos de los ciudadanos de Estados Unidos y obligándoles a declarar su patrimonio offshore (o atenerse a las consecuencias). Hasta ahora, el IRS — con la ayuda del DoJ (Departamento de Justicia) para presionar a las jurisdicciones offshore tomando acciones legales — ha tenido éxito en su cometido: Suiza se rindió ante EEUU, que prácticamente forzó a la jurisdicción offshore más popular del mundo a poner fin al ancestral secreto bancario.

Claro que, en realidad, Suiza sigue prosperando como una jurisdicción a la que ir para “esconder” patrimonio offshore. No obstante, legalmente hablando, los titulares de activos tienen ahora un margen de maniobra más limitado que nunca debido a las normativas en favor de la transparencia (p.ej., AEoI/CRS, FATCA, etc.). Pero hoy no vamos a hablar de eso (quizás en un futuro artículo). En su lugar, vamos a hablar sobre el todopoderoso Estados Unidos, que toma la posición de ser una de las jurisdicciones más agresivas a la hora de dar caza al patrimonio offshore de sus ciudadanos.

Sin embargo, y sorprendentemente, Estados Unidos también es conocido por algo que es exactamente lo contrario: no es obvio para la mayoría que Estados Unidos es “secretamente” conocido como una gran y sólida jurisdicción offshore.

Exactamente, Estados Unidos -con todas las normativas usadas como “herramientas” para arrojar luz sobre el patrimonio oculto de sus ciudadanos y, en consecuencia, gravarles impuestos (y penalizarles) para ejercer una forma de control sobre su flujo de activos- tiene una actitud unilateral en cuanto a compartir la información de los contribuyentes. El porqué: Estados Unidos no responde de modo recíproco.

Aunque Estados Unidos exige a otras jurisdicciones que compartan la información tributaria de los ciudadanos estadounidenses, ellos no responden compartiendo la información de los contribuyentes de otras jurisdicciones. Esto simplemente significa una cosa: Si usted no es estadounidense, es mejor que tenga sus activos en Estados Unidos en lugar de en otras jurisdicciones offshore. De hecho, jurisdicciones offshore como las Islas Caimán han demostrado ser menos permisivas que EEUU.

Estados Unidos offshore: ¿Dónde?

Hay estados en Estados Unidos que ofrecen a las empresas ciertos beneficios (generalmente relacionados con impuestos), legalmente. Y por esta razón, esos estados se están convirtiendo en la sede de algunas de las empresas más grandes del mundo.

Quizás la jurisdicción offshore más popular de Estados Unidos sea el estado de Delaware.

Delaware, a pesar de ocupar el puesto número 45 de Estados Unidos en cuanto a número de habitantes (cerca de 1 millón), ocupa el puesto noveno en cuanto al número de millonarios per cápita (fuente). Tal vez esto esté relacionado con el hecho de que más del 50% de las sociedades que cotizan en bolsa y el 63% de las compañías de la lista Fortune 500 están constituidas en Delaware.

Una de las mayores ventajas de constituir una sociedad en Delaware es la legislación favorable hacia operaciones de negocios e impuestos. Básicamente usted paga cero impuestos por las actividades de negocio realizadas fuera de Delaware. No sólo eso, el proceso de incorporación es simple y rápido. En sólo tres días laborables, puede establecer legalmente una empresa en Delaware…

… lo que nos lleva al tema principal de este artículo: Si bien es fácil constituir una empresa en Delaware, ¿cómo lo hacen realmente las empresas, y con qué fines lo hacen?

Una manera efectiva de responder a esta pregunta es compartir algunos casos prácticos de empresas — grandes y pequeñas — y ver cómo establecen su sede en Delaware, y por qué eligen el camino offshore.

Constitución de una sociedad en Delaware: Casos prácticos

Sin más preámbulos, vamos a pasar a mostrar y hablar de tres casos prácticos:

Caso práctico 1: Un negocio de blog

El blog de negocios ABC está dirigido por el Sr. A (ambos son nombres ficticios, por motivos de privacidad). El blog genera anualmente cantidades de seis cifras y es considerado un éxito en su campo. Debido a estas cifras, el Sr. A pensó que sería un buen momento para constituir el blog como empresa y disfrutar de los beneficios de tener protección legal. Por desgracia, esto también requeriría declaraciones financieras y, por supuesto, pagar impuestos corporativos.

El Sr. A está radicado en India, pero consideró que sería mejor una jurisdicción offshore para la incorporación de su blog como empresa y eligió Delaware, en Estados Unidos. ¿La razón? El hecho de que no hay que pagar impuestos por las operaciones de negocios realizadas fuera de EEUU y la buena imagen que su empresa adquiere al tener la sede de su negocio en EEUU.

Caso práctico 2: Una startup de SaaS (Software como servicio)

La startup de SaaS, ABC, fue fundada por el Sr. X y la Sra. Y. Ellos decidieron establecer la sede de su startup en Delaware para conseguir financiación de Venture Capital (Capital Riesgo).

Efectivamente, las sociedades de Venture Capital prefieren las C-corporations de Delaware cuando hacen inversiones — lo que es probablemente la razón principal por la que muchas startups de tecnología proyectan obtener una financiación de Capital Riesgo para formar una C-corporation en Delaware. Pero, ¿por qué las empresas de Venture Capital prefieren financiar startups de tecnología con sede en Delaware en lugar de en otros estados? Según Tej Prakash, co-fundador de Should I Sign, hay dos razones para esta preferencia:

1. Predictibilidad en la jurisprudencia: Delaware tiene una jurisprudencia bien establecida, que permite a las corporaciones estructurar transacciones que reduzcan la posibilidad de ser impugnadas en los tribunales, así como obtener una sentencia favorable. Por otra parte, debido a la flexibilidad de Delaware, el proceso para una empresa de Venture Capital de solicitar un asiento en el consejo directivo para asumir una responsabilidad en la toma de decisiones (a cambio del dinero invertido) es muy sencillo.

2. Facilidad de propiciar las inversiones externas: Las corporaciones de Delaware están autorizadas a crear varias clases de participaciones de negocio, lo que da ventaja a las sociedades de Capital Riesgo que probablemente pregunten por acciones preferentes, que les permitan votar o liquidar a su propia discreción. Hacer cambios con respecto a las participaciones es simple para una C-corporation de Delaware (las enmiendas pueden ser presentadas y recibidas el mismo día).

Caso práctico 3: Una compañía de música (una banda de música estructurada legalmente)

ABC es el nombre de un grupo de músicos de éxito. Ellos (o sus abogados) decidieron constituirse como la empresa ABC. Aparte de los beneficios de las ventas de los productos de merchandising, las ganancias de los conciertos, etc., reciben derechos de autor cada vez que las licencias de sus canciones se utilizan. Como los impuestos locales sobre estos ingresos son considerablemente altos, decidieron establecer una sociedad en Delaware y trasladar su propiedad intelectual a este estado.

El propósito principal del cambio no es otro que evitar impuestos — lo cual es legal, por cierto. Pero, ¿por qué Delaware? En realidad, tiene sentido: Delaware no aplica impuestos sobre los activos intangibles, lo que incluye marcas registradas, derechos de autor y cánones. Los ahorros son bastante significativos, cuando menos.

Conclusión

Podríamos incluir en este artículo muchos más casos prácticos, pero la mayoría de ellos tienen el mismo enfoque: las empresas se establecen formalmente en Delaware para beneficiarse de sus leyes y políticas a favor de los negocios. Normalmente los motivos están relacionados con evitar impuestos, proteger la propiedad intelectual y conseguir financiación de Capital Riesgo. A esto se añade el hecho de que EEUU ha hecho un gran trabajo en la protección de la información de las sociedades, y de sus accionistas, en su propia jurisdicción, Delaware (además de otros estados que ofrecen ventajas similares a los titulares de activos que no sean estadounidenses como Nevada, Delaware, Montana, Dakota del Sur, Wyoming y Nueva York).

Para concluir, si usted no es ciudadano estadounidense, debería considerar establecer su empresa en Delaware, EEUU. Este estado tiene políticas beneficiosas para los titulares de activos, y Estados Unidos como tal es una de las jurisdicciones offshore más grandes y más sólidas del mundo, con una excelente protección sobre la información financiera que se mantiene dentro de la jurisdicción.

Si desea obtener más información sobre la incorporación en Delaware, consulte con nosotros de forma gratuita.

Like what you read? Give ICO Services a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.