Estados Unidos no ha firmado el Acuerdo de Intercambio Automático de Información: Se pide reciprocidad

¡Bienvenido, 2017!

Muchos han dicho que este será EL AÑO en el que el mundo offshore se verá completamente trastocado.

Habrá más filtraciones; habrá más instituciones financieras offshore que se declaren insolventes; habrá alteraciones en el mercado — tal y como está sucediendo en Singapur y muchas otras jurisdicciones offshore populares en todo el mundo. Los gobiernos, los reguladores y los inspectores fiscales seguirán “a la caza” de los contribuyentes que todavía estén (y que piensen seguir) buscando maneras de proteger su patrimonio. Y tratando como criminales a aquellos que usan legalmente las jurisdicciones offshore.

¿Tal vez el 2017 sea el momento en el que las jurisdicciones offshore tomen una estrategia más ofensiva? Ya veremos, pero una cosa es segura, algunas jurisdicciones offshore están empezando a plantear preguntas sobre las acciones y políticas cuestionables hechas por aquellos que “condenan” el secreto en la protección de activos offshore.

La exigencia de reciprocidad

Suiza, probablemente la jurisdicción offshore más popular, encendió la mecha en 2017 al exigir a EEUU que predique con el ejemplo.

Fabrice Filliez, funcionario del departamento de finanzas de Suiza, dijo a FT que Suiza está en medio de una negociación con Estados Unidos sobre la cuestión de la reciprocidad: Exige a los Estados Unidos que intercambien la información de los contribuyentes.

Pero, ¿por qué esta exigencia?

En esencia, Estados Unidos — a través de la introducción de FATCA — exige a los bancos offshore que envíen los datos fiscales de los ciudadanos estadounidenses a los funcionarios estadounidenses. El problema con FATCA es que es una petición de compartir datos totalmente unidireccional; no existe ningún acuerdo que obligue a Estados Unidos a compartir datos fiscales con las jurisdicciones offshore.

El Intercambio Automático de Información (AEoI, por sus siglas en inglés), que tiene como objetivo poner fin al secreto bancario offshore, cuenta con más de 100 países que están de acuerdo en hacer el intercambio, y comenzará su andadura en 2018. Todavía no tienen a EEUU en su lista.

En otras palabras, no hay reciprocidad, y Suiza lo exige. Se espera que Suiza y Estados Unidos lleguen a un acuerdo a finales de 2017, pero el camino hacia la reciprocidad es largo y lleno de obstáculos.

El secreto bancario offshore de Estados Unidos

Si piensa que debido a FATCA y a la falta de cumplimiento del Intercambio Automático de Información, EEUU tiene cierto nivel de secreto en su sistema bancario, está en lo cierto. Estados Unidos, de hecho, se está convirtiendo en el mejor paraíso fiscal del mundo.

Se dice que Estados Unidos es un destino popular para los inversionistas chinos y supuestamente tiene algunas de las regulaciones más indulgentes para el establecimiento de empresas shell. Nevada, Delaware, Montana, Dakota del Sur, Wyoming y Nueva York son algunos de los estados de EEUU que son más permisivos con las actividades offshore que las Islas Caimán, Jersey o las Bahamas (fuente).

La misma fuente también afirma que algunos clientes incluso trasladan sus activos desde Suiza a los paraísos fiscales de EEUU.

Cuando los titulares de activos trasladan sus activos fuera de Suiza, es sabido que el destino debe de ser más estable políticamente, sólido económicamente y privado. Esto es exactamente lo que ofrecen algunos estados de Estados Unidos.

¿Es fácil establecer una presencia offshore en Estados Unidos?

Utilicemos Delaware como ejemplo.

¿Sabía que más del 50 por ciento de las empresas estadounidenses que cotizan en bolsa están registradas en Delaware? Con más de 285.000 empresas registradas utilizando sólo una dirección en Wilmington (1209 North Orange Street), es imposible equivocarse.

Con un impuesto sobre la renta del cero por ciento, una estructura flexible para la empresa, requisitos mínimos de capital y ningún requisito de auditoría contable, Delaware es un verdadero paraíso fiscal.

Establecer una empresa en Delaware es rápido y fácil: Sólo tiene que proporcionar su pasaporte, un comprobante de dirección y otros documentos adicionales típicos, y puede tener su empresa registrada en unos tres días hábiles.

Conclusión: ¿Oportunidades para los titulares de activos?

Por varias razones, Estados Unidos permanece bajo el radar como uno de los paraísos fiscales más populares. Con la filtración de los Papeles de Panamá, las multas de los bancos suizos, etc. — los medios de comunicación mantienen los ojos de los titulares de activos en esas jurisdicciones offshore.

Apenas un año antes de que el Intercambio Automático de Información comience su andadura, los titulares de activos deben comenzar a buscar jurisdicciones alternativas para proteger sus activos. Hay algunas jurisdicciones de renombre que todavía están fuera del Intercambio Automático de Información — p. ej. Chipre — pero Delaware y algunos otros estados de EEUU no deben ser desestimados.

El caso de cada titular de activos es diferente, por lo que es aconsejable consultar con un abogado, así como contactar con su proveedor de servicios corporativos internacional de confianza para conocer las opciones que mejor se adaptan a sus necesidades.