Windswept wave de Peter Mulligan en flickr/creativecommons

A veces nos invaden olas.
De tristeza, de ira, de acomodo…
Qué bello es observarlas.

Una ola de tristeza, por ejemplo,
tiene cantos de sirena,
cómo nos llama.

Se está bien en la tristeza, a veces.
Desde allí se detiene el mundo.
Se recuerda lo bueno en tonos mortecinos.

Pero es aire viciado.
Ventilemos.
No somos tristeza.

Está bien. Ha venido.
Sopla y que siga su camino.

Tú tienes un universo de amor dentro de ti.
Simplemente, no cabe.

Historia original en alunantes.com/una-ola


Se buscan historias reales, sin excesos de imaginación, para sentirse más yo

S e* llama Autoficción y está pegando fuerte en la década de los selfies. Mi amigo Albert Violant encontró el término del género que me pide mi nueva novela, La tercera, y que me llena de dudas.

«El yo asalta la literatura», lo tituló Winston Manrique en El País:

«Los trazos principales de este retrato oral hablan de que se trata de libros con un tipo de argumento y de narración más acorde a estos tiempos de individualidad, del supuesto desprestigio de la ficción, de la avidez de los lectores por historias verídicas, de la necesidad del lector de que…


A por las historias que revuelven al siglo XXI

Me e* he embarcado en el proceso de escribir mi tercera novela —de momento, La tercera — , que no sé adónde me llevará, ni a mí ni a vosotros. Te invito a formar parte.

Por ahora ha irrumpido en el devenir de la segunda novela con una nueva energía: la de los cambios que la vida no cesa de voltear, si no te agarras como un parásito a tu propia vida inamovible.

Son muchos los temas que están haciendo del XXI un siglo apasionante, y La tercera va a por ellos en forma de historias variadas que les van…


Leemos cientos de palabras al día pero solo unas nos impactan al año. ¿Por qué?

Se dice que para escribir bien hay que estar triste. O removido, vaya. Las palabras salen así del inconsciente y sorprenden hasta al propio escritor. Dudo que ninguno de ellos afirme que esto es cierto, pero me gustaría preguntaros… tus mejores historias, ¿cuándo las has escrito?

Una de mis historias que más impacto ha tenido porque ha conectado emocionalmente ha sido «Un año sin presión», en que me senté a procesar el difícil dolor del nido vacío. Sin duda, hizo honor a la frase inicial de este escrito. …


En septiembre, las golondrinas vuelan en silencio. Disfrutan del aire y del sol que ya no les provocan alegría inmensa.

Han cantado a la libertad toda la primavera. A la vida, al alimentarse, al mundo exuberante. Ahora, solo vuelan. Parece que hayan madurado.

Hoy, vuelan bajo, como si quisieran recoger aromas, memorizar detalles. Ya no tienen que invertir energía en mostrarse exultantes.

Lo que no saben es que ofrecen un bello baile de despedida.


¿Te crees que si no tuvieras presión en tu vida, vivirías de puta madre?

Estudiar, emprender, trabajar, crear una familia, a veces, simplemente, desaparecen. Todos ellos. Cesa el ruido.

Lo que pensabas que daba sentido a tu vida, era perecedero.

No suele ser de golpe, claro. Empieza a menguar uno, vas haciendo con otro, desplazas el peso emocional a un tercero, que se vuelve muy importante.

Buscas sustitutos. Más deporte, cambiar de domicilio (te creas un proyecto ilusionante), gente nueva, moocs, innovas en la cocina…

En realidad, trabajas

Fabricas una nueva rueda de encadenamientos: como ya no tienes gastos familiares porque tus hijos…


Cuando los modernos nos invitan a cambiar de hábitos… ¿ganamos o perdemos?

Los estudiosos de los chimpancés andan muy contentos porque han sido testigos de un cambio cultural en nuestros predecesores a la hora de beber agua: en vez de hacerlo con una hoja, sumergen musgo en el río. Lo interesante es que el avance ha ido así: «El macho alfa innovó, su círculo lo adoptó como tendencia y las madres consolidaron la novedad como tradición».

Esto viene a cuento porque sin duda nosotros los homínidos estamos también en pleno cambio cultural: el de la alimentación. Yo pondría como macho alfa a los estudios de nutrición, que tienen ya una amplísima oferta…


Como los electrones, una vez contactas con una persona, permaneces para siempre conectado. ¿Con qué intensidad te sientes cómodo con esto?

Como* la de una hormiga, arriba y abajo, adelante y atrás, en dos dimensiones, así sería nuestra vida sin cultura. La misma hormiga se vuelve más rotunda cuando Esopo la convierte en metáfora de la vida previsora (o de la inmisericordia, pues deja a la cigarra a la intemperie todo el invierno «para que aprenda la lección»), gracias a la cultura. Y qué decir de la marabunta de hormigas de Alberto Ruy-Sánchez.


¿Sabes el precio que pagas por vivir donde vives? Las anécdotas cotidianas son en realidad las que dan a cada lugar su personalidad.

L a* primera vez que fui al flamante teatro de ese pueblo, lo hice acompañada de un amigo de la big city, así que acudimos como outsiders. La segunda vez me senté en primera fila, sola, atraída por una joven representación de Romeo y Julieta.

Nadie a mi lado esperaba conversando con su acompañante o repasando el móvil a que empezara la función. Todos miraban hacia atrás, buscando sentirse parte de esa sociedad local que allí se reunía. Me enteré, por la conversación de una pareja que vino a saludar a mi vecino de fila, de que en la Rambla…


El desierto de Atacama te da su energía milenaria sin apenas nada.

Si Ulises hubiera leído en un foro que en su viaje toparía con unas sirenas cuyos cantos lo harían enloquecer, ¿habría ido? Probablemente sí, pero la mayoría de viajeros del siglo XXI preferiría verlas cómodamente desde el interior de un barco de pasajeros, a salvo de su embrujo y con una lata de Coca Cola en la mano. Vamos a ver, ¿qué sentido tiene acercarse a algunas de las mujeres más fascinantes del mundo si no es para caer entre sus redes? ¿O para luchar contra ellas y hacerse más fuerte?

Planificar con sentido crítico

Es tanta la información que hay en Internet sobre…

María Ripoll Cera

Co-creando una nueva realidad. alunantes.com

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store