Y no solo eso, el “feminazismo" (que viene a ser el extremo opuesto al machismo) es otra fuente de…
Karen Peñate
11

Me temo que no es tan simple.

Las “personas que te rodean” no siempre se eligen como quien elige qué marca de yogur se lleva de la estantería del supermercado.

Luego, la educación no siempre es tan evidente. También puede ser sutil. Te pueden educar directa o indirectamente para que saques provecho del prójimo enmascarándolo con un “sentido práctico” de la vida, o con una “manera de vivir ligera”. Eufemismos para maquillar conductas inmorales los hay a decenas.

Hay también otra educación, que proviene del Inconsciente Colectivo, y que no solamente se transmite de madres a hijas. Son ideas que arraigan en el subconsciente del género femenino, al menos en nuestra cultura, que llevan a la mujer a creer que al final siempre podrán “moldear” al hombre que han elegido como proveedor. Una vez asegurado el futuro (casa, comida, dinero, etc.) si el tipo es un patán incapaz de ningún detalle bello, lo disfrazarán de lo que quieran y le intentarán hacer brainwashing hasta pasear del bracito de un Frankenstein que, a ojos de la satisfecha cazadora, sea un hombre ideal.

El apoteosis de la farsa, del autoengaño. Pero así sucede, créeme.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.