Juan 3:16

Pues Dios amó tanto al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida eterna. (versión DHH — Dios Habla Hoy)