Kaixo Eibar, hemen gaude berriro

Ahora que el Glorioso está en Primera División, los aficionados alavesistas priorizamos los derbis ante Athletic y Real Sociedad pero, la verdad sea dicha, hasta hace no mucho era otro equipo vasco el que nos creaba auténticos quebraderos de cabeza y al que queríamos ganar a toda costa. Ese equipo era la SD Eibar que, durante la dura travesía del Alavés por el “pozo” de Segunda B, se convirtió en nuestro mayor rival en lo competitivo.

Alavés y Eibar descendieron a la división de bronce en la campaña 2008–09 y durante cuatro temporadas se enfrentaron — con un balance positivo de 5 victorias para los eibarreses frente a las 3 de los gasteiztarras — por volver al fútbol profesional. Estos enfrentamientos dejaron varios momentos que no son fáciles de olvidar; el doblete de Igor en Ipurua para lograr la victoria y seguir con esperanzas de entrar en Play Off, el bochornoso 0–4 con un Lago Junior imparable o el gol de Aridane que acabó con su melena.

Los guipuzcoanos lo llevaron mejor, mucho mejor, tanto que jugaron todos y cada uno de los Play Off frente a los dos que pudieron disputar los albiazules. Sin embargo, no lograron el objetivo del ascenso hasta la campaña 2012–13. Fue en Hospitalet, varias semanas después de que lo consiguiera el Glorioso frente al Real Jaén.

Hoy, tras cuatro temporadas de ausencia (3 en Segunda y una en Primera), Mendizorrotza volverá a vivir la tensión competitiva de los Alavés-Eibar de hace unos años, esa que solo es posible cuando ambos equipos pelean por lo mismo que, por desgracia, en este caso es la permanencia. El Glorioso está obligado a ganar, más si cabe tras la paupérrima imagen mostrada ante el Getafe (4–1), y afronta el partido como una final, la primera de muchas que tendrá en lo que resta de temporada. El Eibar, motivado tras la goleada (5–0) al Betis, tendrá la oportunidad de poner más tierra de por medio y de quitarle al Alavés el poco oxígeno que le queda.

Kaixo Eibar, hemen gaude berriro.

Hola Eibar, aquí estamos otra vez.