Lo siento Fer — memento mori

Los que estamos trabajando por Colombia sabemos lo que representa Fernando Sierra para el ecosistema colombiano. En menos de 30 años, Fernando ya contaba con empresas como Ofi.com.co en su portafolio, Rappi, Tpaga…era un trabajador incansable, un visionario, un amigo incondicional, un ser humano positivo que siempre daba lo mejor de sí.

Entre amigos y emprendedores, siempre fuimos cómplices para convertir los sueños en realidad, para volar más alto, para lograr las metas. Cuando nos vimos por primera vez en El Cielo, Medellin. Cuando me mostraste tus autores favoritos. Cuando me explicaste tu visión para el futuro de Colombia. Cuando me animaste a seguir, cuando entramos a Kairos, cuando hablamos de estrategia y de esperanzas y de todo. Nos intercambiamos libros, podcasts, artículos que admirábamos, personas que lograban su máximo potencial a punta de compromiso, excelencia y optimismo. Nos apoyamos como amigos, como emprendedores y soñadores. Lo siento Fer, que igual escribir esto no cambia que ya te fuiste. Que igual tampoco cambia que no te pude ver una vez más. La última vez que te vi me abrazaste y me saludaste con tu sonrisa enorme de siempre. Estábamos con Draper en San Mateo. Fue hace nada. Hubiera sabido que era la última vez que te veía y te habría abrazado más fuerte. No cambia nada este post Fer, porque ya te fuiste pero a la vez te quedas para siempre. Y comparto esto porque entre tantos sueños y ganas de salir adelante me perdí un instante y ese instante era todo. Y aunque hablamos luego varias veces, los viajes y el WA y las redes no es lo mismo. Gracias por todo, siempre.

Emprendedor/a: saca tiempo. Para. Lo siento Fer.