Razones por las cuales aún no recibes lo que quieres

Nunca debemos cansarnos de orar, hay una frase que es muy peculiar que dice que Dios tarda pero no olvida, esto creo que es cierto. Aunque muchos otros asumen que no tarda sino que él tiene un tiempo diferente.

A lo que vamos es que muchas veces recibimos las cosas mucho más tiempo después de que nos habíamos imaginado; de esto no hay duda y es probable que te haya pasado. Si de algo debemos estar seguros es que hay que ser constantes en la oración.

Dios aun no te ha dado lo que quieres por qué:

#1 Estas lejos de sus caminos.

No puede bendecirte porque tu andas muy lejos de sus caminos, te has desviado, a lo mejor las malas compañías de personas no conversas te han llevado hasta allí. La solución es regresar al redil. Dios te esta esperando.

#2. Aun no es el tiempo correcto.

No creas que todo lo que vas a pedir lo vas a poder recibir al instante, eso no funciona de esta manera. Si Dios no te ha dado algo es porque seguramente no es el momento, debes seguir esperando un poco más.

#3. Vives en el anonimato.

Sí, hay muchos cristianos anónimos, los cuales nunca han publicado ni siquiera unas cuantas imagenes cristianas. Sino que ellos creen que es mejor así porque los otros pueden hablar mal de él. Error, nosotros nunca debemos negarlo, porque ya sabemos lo que dice su palabra que si lo hacemos él también nos va a negar delante de su Padre.

#4. Te hace falta Fe.

La fe es la que puede marcar una diferencia entre un milagro, entre ver algo posible o no. Por ello es bastante probable que no hayas recibido lo que pides porque titubeas, no estás seguro por completo.

#5. Dios quiere algo mejor para ti.

Muchas veces no recibimos eso porque Dios nos dice “Yo quiero algo mucho mejor para ti” y nosotros insistimos en lo mismo. Debemos orar pero también debemos dejar un momento para poder estar en silencio para ver que nos quiere decir nuestro Creador.

Es así que te he mencionado 5 razones por las cuales no has recibido lo que pides, te invito a que reflexiones en ello. Si estas fallando en algo endereza tu camino. Trata de aumentar tu fe y sabe esperar porque Dios puede concedértelo hoy mismo eso que deseas.