La obsesión por los premios

«La obsesión por los premios evidencia una frustración nada estimulante, ya que la creación artística es producto de la soledad y la originalidad y no de los honores y la publicidad»

Norman Manea, en «Rumania en tres frases (comentadas» (traducción de Joaquín Garrigós).