Ser un periodista significaba… según Paul Auster

Ser un periodista significaba que nunca podrías ser la persona que arroja el ladrillo por la ventana para empezar la revolución. Podrías ver al hombre que lo arroja, tratar de entender por qué lo hace, explicarle a los otros qué significado tendría el ladrillo en la revolución que comienza; pero tú mismo nunca podrías lanzar ese ladrillo, o siquiera estar entre la multitud que incita al hombre a que lo haga.

Es un fragmento de 4 3 2 1, la nueva novela de Paul Auster. En español se publicará en el catálogo de Planeta. La versión en inglés, de donde traduje la brevísima cita donde habla del periodismo, es de Henry Holt & Co:

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.