Teoría del Origen del Universo

Teoria DeTodo
Oct 16, 2016 · 8 min read

Existen multitud de teorías de multitud de autores, filósofos, pensadores y científicos que explican o tratan de explicar el origen del universo y de toda la materia y energía que este contiene. Es una de las mayores preguntas existenciales que se ha hecho el ser humano desde que tenemos consciencia de ello, y sin embargo, aunque se ha avanzado mucho en el estudio del origen del cosmos, parece que aún no hemos llegado a entender como se pudo producir tal evento fuera de un cuaderno matemático.

Sigue leyendo para descubrir las teorías más populares descritas hasta la fecha y si lo deseas, puedes dejar tu opinión reflejada en la encuesta o los comentarios del post:

Teoría del ‘Big Bang’

Se trata de la teoría más aceptada actualmente, probablemente todos sepamos a grandes rasgos en qué consiste. La teoría del Big Bang concentra todo el origen del universo en una gran “explosión” masiva ocurrida hace unos 13.500 millones de años en un punto muy concreto aún desconocido para el ser humano. Este cataclismo tan enorme provocaría una onda expansiva tal que permitió que toda la materia y energía del universo (incluido el tiempo y el espacio) surgieran a partir de una singularidad ajena a las leyes físicas que hoy en día rigen el universo observable.

Esto último quizás sea el punto más débil de esta teoría tan popular. Aunque la teoría parece explicar de una manera simple (por supuesto es mucho más complejo que una simple gran explosión) como surgió todo el universo, falla al intentar explicar qué fue lo que provocó este evento y las causas del propio Big Bang. A pesar de ello esta teoría está muy aceptada por la comunidad científica ya que muchas investigaciones de prestigio han encontrado pruebas evidentes de un evento similar en los albores del universo.


Teoría del Estado Estacionario

La Teoría del estado estacionario nos propone que el cosmos siempre ha existido y por lo tanto, siempre existirá. Esta explicación se apoya en un hecho de la física más elemental que explica que el universo, a pesar de que continúa en progresiva expansión, siempre conserva la misma densidad gracias a la regeneración continua de nueva materia.

Esta teoría, propuesta por Herman Bondi en 1948 gozó de gran aceptación durante los años posteriores a su publicación, sin embargo ha sido rechazada posteriormente por la mayoría de los científicos en favor de la teoría del Big Bang. Su punto débil es evidente, esta teoría explica el porqué de la existencia de todo lo que conocemos sin embargo deja completamente de lado el cuando. Parece difícil de aceptar (aún para la comunidad científica) que todo haya estado siempre ahí.


Teoría Inflacionaria

La teoría inflacionaria pretende explicar lo que en la teoría del Big Bang quedaba por resolver, ¿Qué fue lo que provocó esta gran explosión? Desarrollada a inicios de la década de 1980 por el científico estadounidense Alan Guth, la teoría inflacionaria defiende que el Big Bang fue desencadenado debido al impulso de una gran fuerza inflacionaria surgida de la nada en una cantidad infinitesimal de tiempo, algo así como 10–33 segundos y localizada en una llamada singularidad espacio-temporal, un punto con densidad infinita.

A raíz del colapso de esta gran fuerza inflacionaria, se creó lo que hoy se conoce como el universo observable y con él se produjo la división de dicha fuerza en las cuatro fuerzas fundamentales que conocemos hoy en día: fuerza nuclear fuerte, fuerza nuclear débil, fuerza electromagnética y fuerza gravitatoria. Los fundamentos de esta teoría han sido contrastados por físicos de la talla de Edwin Hubble sin embargo aunque matemáticamente sea posible plantear una aparición de materia de la nada, en la práctica parece difícil de imaginar y aún más de demostrar.


Teoría Oscilante

La teoría oscilante o pulsante parte de la base de que no sólo existe un universo, nuestro universo, sino que este sería el último de muchos otros surgidos en el pasado, producto de sucesivas contracciones (“Big Crunch”) y expansiones (“Big Bang”) de cada uno de ellos. Richard Tolman, precursor de esta teoría, descarta así un origen común para todo el universo y en su lugar defiende que este no para de destruirse para de nuevo crearse cual ave fénix.

Aunque esta teoría fue desestimada a raíz del descubrimiento de la llamada radiación de microondas (fundamento de la Teoría del Big Bang e Inflacionaria), en la actualidad ha vuelto a cobrar importancia debido a las recientes investigaciones en la llamada Cosmología de Branas, y las teorías físico-teóricas de cuerdas y supercuerdas, aunque aún resulta muy difícil hacer encajar todos los fundamentos de la teoría oscilante original con estas últimas investigaciones.


Teoría del multiverso

Podríamos decir que con el planteamiento de esta teoría damos un pequeño salto desde la física (teórica) hasta la metafísica, y por lo tanto hay quien podría considerar que nos alejamos de la más pura realidad. Dejando esto al margen, con la teoría del multiverso se pretende explicar la existencia, y como consecuencia creación, de un múltiple número de universos coexistentes con el nuestro en el que la interacción e influencia de cada uno de ellos sobre los demás depende en gran medida de la variante de esta teoría a la que nos acerquemos.

Quizás el término multiverso ha sido algo desprestigiado, científicamente hablando, a raíz de su uso frecuente en historias de ciencia ficción, sin embargo existen grandes defensores de este planteamiento, algunos incluso afirman haber encontrado evidencias de esta realidad como por ejemplo los científicos Laura Mersini-Houghton y Richard Holman, que en 2013 afirmaron haber descubierto, a través del telescopio Planck, posible evidencia de que haya otros universos por fuera del nuestro.

Aún con todo esto, y a pesar del planteamiento de múltiples y variadas teorías dentro del planteamiento multi-universal (clasificación de Tegmark y multiverso de niveles), hoy en día es una explicación más reservada al ámbito de la metafísica que al de la ciencia más aceptada. Eso no quiere decir que debamos descartar este tipo de hipótesis, todas las teorías tienen elementos sin explicar o planteamientos puramente teóricos, cierto es que unas más que otras, pero mientras que nada se sepa, nada se puede aceptar como la única verdad.


Teoría religiosa

Aquí nos alejamos definitivamente del mundo científico para dar paso a las teorías más antiguas planteadas por el ser humano. Aunque existen múltiples religiones y cada una de ellas presenta por lo general una explicación para el hecho concreto de la creación, quizás la más ‘aceptada’ con el paso de los años fue la teoría del génesis del cristianismo. En ella se plantea al Dios cristiano como creador y protector de todo el universo, focalizando a La Tierra como el hogar de su más preciada creación, el ser humano.

A día de hoy el génesis cristiano. y otros tipos de teorías religiosas se encuentran muy abandonadas al haberse encontrado enormes evidencias científicas que prueban lo contrario y al tratarse de teorías más propias de tiempos en los que este tipo de explicaciones pretendían llenar el vacío de conocimiento en materia científica de la época. Sin embargo, existe un nuevo modelo, un clavo al que muchos religiosos se agarran en todo su derecho, en el cual se explica que, aunque se acepta que en el principio se produjo un evento de las dimensiones del citado Big Bang, fue un ser divino el que impulsó este evento, el que hizo algo de la nada y así propició todos los acontecimientos dados hasta el día de hoy.

Sea como fuere y en la religión que usted quisiera, la teología siempre abarca la parte incompleta del saber del hombre, y en ella nos presenta la figura de un ser divino como creador de la materia o la vida a partir de una existencia nula o caótica. Como se ha dicho, nunca se puede descartar ninguna posibilidad sin tener ninguna certeza absoluta de los hechos, y por lo tanto es menester respetar la opinión de todos en la defensa de la nuestra propia.


Ahora ya sabes, al menos a grandes rasgos, cuales son las principales teorías que pretenden dar una explicación a un evento tan profundamente inexplicable como es el origen de todo lo que existe y nos rodea.

Mi opinión personal con respecto a este hecho es bastante simple, creo en el trabajo de miles de científicos que han dedicado (o perdido) su vida en favor de resolver estas cuestiones de la manera más veraz posible, sin embargo me cuesta enormemente, a pesar de tener estudios científicos, imaginar que podría propiciar el inicio de un evento tal como la creación del vasto universo, ese pequeño punto de partida tan grande pero a la vez tan pequeño e indescifrable me parece que no puede estar regido por las leyes físicas que nos gobiernan hoy en día, lo cual me hace estar abierto a todo tipo de explicaciones y posibilidades al respecto. Podría tratarse de otra dimensión o de otro tipo de materia, pero creo que aún hay un elemento fundamental, desconocido para el hombre, que hará que podamos descifrar el misterio más antiguo de la humanidad.

El origen del cosmos es algo que difícilmente vamos a conseguir descifrar al menos en una cantidad significativa de años o generaciones, con lo cual, al menos de momento cada uno es libre de elegir o diseñar su propia teoría de la creación. Dicho esto, solo queda una pregunta que formular: ¿Cuál es tu Teoría?

Artículo de: teoriadetodo.wordpress.com